Basta de lesbofobia policial e institucional

El 2 de octubre Mariana Solange Gómez y su esposa Rocío Girat se encontraban en una estación del subte C y fueron violentamente abordadas por personal de la Policía de la Ciudad. Con la excusa de que estaban fumando en un lugar no permitido, esposaron a Mariana en el piso de la estación y luego la llevaron detenida. Tal como decía en entrevistas Rocío, reconocida por su lucha contra su padre militar abusador, esta nueva violencia fue llevada adelante porque ambas estaban besando. Muchas personas que pasaban por allí se quedaron filmando y repudiando la violencia policial.
Desde Juntas y a la Izquierda repudiamos toda forma de violencia contra la comunidad LGBT e instamos a que se tome acciones contra la homo-lesbo-transfobia que anida en el seno de las fuerzas de seguridad y otras instituciones estatales. Responsabilizamos al Gobierno de la Ciudad y a sus fuerzas represivas por la discriminación y violencia hacia la diversidad sexual y tratos abusivos sistemáticos. El discurso derechista y reaccionario del macrismo es el que habilita estas conductas policiales autoritarias.
Desde la comunidad LGBT hemos dado grandes batallas y conquistado derechos como el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. Pero en este sistema capitalista y patriarcal, de la ley a la realidad hay una distancia. Por eso en estos tiempos se hace necesaria la más amplia unidad para defender en las calles nuestras conquistas. Desde Libre Diversidad-MST nos sumamos a la convocatoria del besazo-tortazo ante la oficina policial de la Estación Constitución del subte C este viernes a las 19.
Libre Diversidad-MST