A 70 días de su desaparición forzada ¿Dónde está Santiago?

La pregunta todavía sigue sin respuesta. Y aunque los grandes medios de comunicación ya bajaron el tema de sus primeras planas, para que Mauricio Macri no se olvide Bono se lo volvió a preguntar durante su reunión en la Casa Rosada. Una pelea democrática, por los derechos humanos, que debe continuar.

La última de las polémicas fue sobre una mochila y un celular de Santiago, que su hermano Sergio hace poco puso a disposición de la justicia. Pero no eran los mismos que el joven llevaba cuando fue desaparecido por la Gendarmería durante la represión a la comunidad Pu Lof, sino otros.
Como de costumbre, los acusaron de «ocultar información». Y por eso Andrea, la cuñada de Santiago, se enojó con toda razón: «Otra vez tuvimos que salir a desmentir, a poner un comunicado, es agotador. No puedo creer que haya tanta maldad y no sólo en las redes sino también en algunos personajes de la televisión.»

A dos meses, de nuevo una multitud

El domingo 1º de octubre, a pesar del mal tiempo que restó concurrencia, un nuevo acto unitario nos reunió a decenas de miles de personas en la Plaza de Mayo y también hubo actos en todo el país.
Germán, el otro hermano de Santiago, fue duro: «A todos los políticos que se llenan la boca hablando de democracia, transparencia, verdad y honestidad y después salen en los medios diciendo que la familia Maldonado está politizando la desaparición de Santiago… A todos ustedes, zánganos del Estado y parásitos del proletariado, que primero y principal, la familia Maldonado no milita en ningún partido político y, segundo, el tema es político desde su inicio, desde el momento en que Gendarmería se lleva a mi hermano, ya que esta institución está supeditada al Gobierno, a ustedes, que son los políticos de turno y principales responsables de la desaparición de mi hermano… (Patricia) Bullrich, dijiste en el Senado hace un par de semanas que la fácil era tirar dos gendarmes por la ventana. Ahora, aparte de tirar dos gendarmes por la ventana, van a tener que tirar un par de escuadrones por la ventana. Inclusive deberías tirarte vos también, así le haces un favor a la sociedad, por encubrir asesinos.»
A su vez, Sergio reclamó: «Para algunos, estos intereses son más importantes que la desaparición de una persona en manos de una fuerza del Estado. Para ellos sólo somos un número, una estadística, un casillero. Pero somos hijos, hermanos, amigos y personas con derechos, que exigimos justicia… No existe la bondad en los efectivos (de Gendarmería), ni en los jefes que participaron de la represión en la comunidad mapuche: junto a ministros, jueces y fiscales, sólo cuidan sus intereses… Hoy me vuelvo a preguntar dónde estás, Santiago. ¿Tan difícil es pedir que te devuelvan? Quiero que los viejos, la abuela y toda la familia dejen de sufrir y que esta pesadilla termine. Quiero preguntarles al presidente Mauricio Macri y a todos sus ministros dónde está Santiago Maldonado. Que aparezca con vida urgente, lo necesitamos.»
Así como ese domingo 1º de octubre a los corresponsales de medios argentinos que cubrían la elección en Cataluña la gente allá les preguntaba dónde está Santiago Maldonado, al palco unitario en el acto de Plaza de Mayo subimos con la bandera independentista catalana como símbolo de repudio a la violenta represión que sufrió ese pueblo cuando trataba de ejercer su derecho democrático a votar.

Continuar la batalla

Hace pocos días, el Alto Comisariado de las Naciones UNIDAS para los Derechos Humanos envió una nota de queja por el caso Maldonado al gobierno macrista, al mismo que tanto pregona «la inserción en el mundo». Además el próximo 23 de octubre, en Montevideo, el gobierno nacional deberá responder por el caso Maldonado en una audiencia especial convocada a tal fin por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Por otra parte, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), que es querellante en la causa por la desaparición forzada de Santiago, le presentó el 9 de octubre un escrito al juez Gustavo Lleral con nuevas pruebas contra Pablo Noceti, el ex defensor de genocidas y jefe de gabinete de la ministra Bullrich que participó en persona del operativo represivo en Chubut.
Entretanto, desde el poder político de turno y sus aliados prosigue la campaña de demonización y la persecución contra las comunidades mapuches y de otros pueblos originarios, mientras por ejemplo la semana pasada efectivos de la Gendarmería entraron impunemente a la Universidad Nacional de Rosario, violando la autonomía, cuando se realizaba un acto por la aparición con vida de Santiago.
Desde el CADHU y el MST-Nueva Izquierda insistimos una vez más en la necesidad de mantener la movilización y las iniciativas en unidad y también de formar una comisión investigadora independiente al estilo de lo que fue la CONADEP, con personalidades intachables como Adolfo Pérez Esquivel o Norita Cortiñas junto a la familia Maldonado. Si no se procede así, difícilmente llegaremos a saber toda la verdad de lo que ocurrió y a lograr que los responsables materiales y políticos de la desaparición forzada de Santiago tengan el juicio y castigo que se merecen.

 Pablo Vasco CADHU-MST