Amplio arco político y gremial rechazó procesamiento a Ripoll


y lanzó campaña contra criminalización de protesta social

Esta tarde, en la Legislatura porteña, un amplio arco de diputados, dirigentes políticos y gremiales rechazó el procesamiento y embargo a Vilma Ripoll y lanzó una campaña contra la criminalización de la protesta social. Junto a Ripoll, estuvieron Pino Solanas, Alejandro Bodart, Marcelo Parrilli, Rubén “Pollo” Sobrero, Néstor Pitrola, Nora Cortiñas, Carlos Chile (CTA Capital), delegados de Kraft, el subte, el INDEC y otros sectores. También asistieron Héctor Bidonde, Félix Herrero, los diputados Jorge Cardelli, Jorge Selser, Fabio Basteiro y Laura García Tuñón, y enviaron su solidaridad Pablo Micheli (CTA Nacional), Patricia Walsh, Julio Raffo y los diputados Fernanda Gil Lozano, Tata Quiroz y Juan Carlos Morán (Coalición Cívica).

Procesada y embargada por 120.000 pesos por su apoyo a la lucha de los obreros de Kraft en 2009, Ripoll afirmó: “Como la crisis internacional ya afecta al país, el gobierno le da luz verde a la justicia para criminalizar más duramente a los reclamos populares, al nuevo sindicalismo y a los dirigentes políticos que los apoyamos.”

Alejandro Bodart, diputado electo y secretario general del MST en Proyecto Sur, coordinó la rueda de prensa y anunció: “Vamos a hacer una defensa judicial conjunta y una campaña unitaria por el desprocesamiento de Vilma y de los 5.000 luchadores procesados.” Luego, el diputado y abogado Marcelo Parrilli explicó la causa y la apelación presentada ante el Juzgado Federal de Tres de Febrero, a cargo del juez Mariano Larrea.

A su vez, Pino Solanas señaló: “El procesamiento de Vilma es una medida intimidatoria de cara al acrecentamiento del conflicto social. Las empresas precarizan, pero el gran responsable es el gobierno y si impulsa la criminalización va a tirar nafta al fuego.”