Grecia y el laberinto del sectarismo

Debates en la izquierda (1ª parte)

Todo proceso revolucionario o de grandes cambios abre fuertes debates y pone a prueba las diferentes políticas de los partidos que se reclaman de izquierda y revolucionarios en el mundo y en nuestro país. Grecia no es la excepción. Aquí polemizamos con las posturas del PO y el PTS -integrantes del FIT- quienes, pese a criticarse entre sí, comparten un sectarismo orgánico.

Los recientes sucesos en Grecia tuvieron en vilo a toda

Europa y repercutieron a nivel internacional. No es para menos. Una crisis capitalista brutal y un plan de austeridad no menos feroz, dictado por los bancos y la “troika” FMI-Unión Europea-Banco Central Europeo. En respuesta, varias huelgas generales y grandes movilizaciones sociales. En paralelo, una profunda crisis del viejo régimen bipartidista, incapaz de formar gobierno, y una coalición de izquierda antiajuste -Syriza- que en poco tiempo creció aceleradamente y en junio pasado estuvo a menos de tres puntos de ganar el gobierno.
En medio de una furiosa campaña contra Syriza de todo el imperialismo europeo, con Alemania a la cabeza, ganó ajustadamente la derechista Nueva Democracia: sacó un 29.9% y 78 diputados por esos votos, más otros 50 diputados como antidemocrático “plus” al ganador. Syriza, que en 2009 había sacado el 4%, quedó segunda con el 27.1% y 72 diputados. O sea, en inmejorables condiciones para intervenir en las luchas y capitalizar el rechazo a las medidas de ajuste del nuevo gobierno de coalición ND-PASOK.
Ese viejo PASOK, partido socialdemócrata que gobernó y aplicó el ajuste, cayó al 12.3%. El Partido Comunista (KKE) bajó al 4.5%. Antarsya, un frente de la izquierda sectaria que criticó más a Syriza que a ND y al PASOK, se redujo apenas al 0.33%. Cabe aclarar que Syriza le había ofrecido a Antarsya un ventajoso acuerdo dándole 3 diputados en lugar seguro, pero Antarsya lo rechazó…

Distintas posturas políticas y electorales

Ante las elecciones en Grecia, el Partido Obrero criticó a Syriza por sus supuestas posiciones “oportunistas”, “reformistas” y “proimperialistas”. El PO dijo apoyar la campaña de su grupito amigo en ese país: el EEK, que no pudo presentar lista propia. El EEK le había planteado un acuerdo a Antarsya, pero ésta rechazó sus condiciones. Cuando en su momento Syriza propuso “un gobierno de izquierda”, el PO planteó hacer campaña con esa consigna… pero “dandole un contenido opuesto al de Syriza”. El PO no pudo convencer de esa política a sus amigos del EEK.
El PTS directa y burdamente igualó a Syriza con los viejos partidos capitalistas. La acusó de querer “mantener a Grecia como un ‘capitalismo viable’ dentro del euro”, de “no poner en cuestión ni a la Unión Europea ni al capitalismo”, de proponer “la política de renegociar la deuda y los ajustes” y de “tener una línea de colaboración de clases”. El PTS ni siquiera llamó a votar por Antarsya. En resumen, el PTS llamó a votar en Grecia… por el PTS.
Desde el MST, en cambio, no tuvimos dudas en respaldar en la medida de nuestras fuerzas a Syriza, una coalición de izquierda radical integrada por una decena de agrupaciones de diversas proveniencias ideológicas, que construyen en unidad aun con sus matices. Más allá de tal o cual limitación programática que se pueda buscar, Syriza es un fenómeno político de izquierda, nuevo, muy progresivo y dinámico, que expresa la ruptura con los viejos partidos capitalistas, tiene presencia en las luchas sociales y un programa de ruptura con los planes de ajuste de 5 puntos(A).
Nuestro diputado Alejandro Bodart viajó a Grecia invitado por la conducción de Syriza y acompañó el último tramo de la campaña. Militantes de nuestra corriente internacional acaban de participar del campo de formación de la juventud de Syriza, como parte de un relacio-namiento político mutuamente enriquecedor que queremos profundizar.(B)  No hay cómo avanzar sin intercambiar experiencias y aprender de otros luchadores y revolucionarios.
En una próxima nota abordaremos la cuestión de la construcción de una alternativa revolucionaria internacional y nuestras diferencias al respecto con los integrantes del FIT.
Según la rica mitología griega, Dédalo construyó un laberinto para encerrar al Minotauro, monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro que se alimentaba de jóvenes que le eran llevados en sacrificio. Dédalo luego cayó en desgracia y fue encerrado junto a su hijo Ícaro en el laberinto. Construyó alas para escapar ambos, pero su hijo lo desobedeció y voló tan cerca del sol que se derritió la cera de sus alas y cayó al mar.
Para una organización que se reclama socialista revolucionaria, y más aún si se considera trotskista, es tan peligroso el oportunismo de pretender acercarse al sol como el de perderse en el laberinto estéril del sectarismo, como es el caso del PO y el PTS.

  • (A) La abolición del “memorándum”, todas las medidas de austeridad y las contrarreformas del trabajo que están destruyendo el país.
  • La nacionalización de los bancos que han recibido dinero del Estado para salvarlos.
  • La moratoria del pago de la deuda y una auditoría que permita denunciar y abolir la deuda ilegítima.
  • La abolición de la inmunidad de los ministros.
  • La modificación de la ley electoral que permitió al PASOK y a ND gobernar en perjuicio del pueblo griego y hundir al país en la crisis.
  • (B) El Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional llamó a apoyar a Syriza. En Grecia, su sección oficial (OKDE-Spartacus) integra Antarsya y su sección simpatizante (Kokkino) integra Syriza.