Educación: ni despidos, ni represión, paro y plan de lucha

En vísperas de fin de año fueron noticia los 3000 despidos en el Ministerio de Educación y Deportes (400 cumplen funciones en los edificios y 2.600 pertenecen al programa Nuestra Escuela del INFOD). Mientras que Esteban Bullrich está de vacaciones, cientos de familias pasaron las fiestas con la angustia e incertidumbre propias de la situación.
Este ajuste se condice con la tradicional política PRO. Las Decisiones Administrativas publicadas en el primer Boletín Oficial de 2017, de Prat Gay y Marcos Peña, dan cuenta de ello. La Nro. 1.587, del 30 de diciembre de 2016, por ejemplo explicita el recorte de $3.031 millones en el Programa “Mejoramiento de la Calidad Educativa”, del Ministerio que comanda Bullrich.
En esa línea, la asunción del nuevo ministro Dujovne es recortar el gasto estatal, reestructurando áreas, secretarías, organismos, empresas estatales y reducir los programas de todos los Ministerios, con fusiones o directamente eliminándolos. Es decir, hacer un ajuste con despidos y represión.
Por ello, es muy probable que en los próximos días nos desayunemos de situaciones similares en otros sectores del Estado.

Crónica del conflicto

El día jueves 29/12, los trabajadores del Ministerio confirman los despidos y en asamblea muy dividida en el Palacio de Pizzurno, la Verde y Blanca de ATE, conducción de la Junta Interna, gana la votación con la propuesta de trasladar el movimiento y tomar la sede administrativa de la Av. Santa Fe. Mientras tanto, UPCN lejos de ponerse a la cabeza del conflicto, como es habitual, “solo defiende a sus afiliados” y negocia a espaldas de los trabajadores desde un principio.
Para el día viernes 30/12, luego de diferentes cortes y acciones, en asamblea se resuelve levantar la toma de la sede de Av. Santa Fe, bajo propuesta de la Verde y Blanca de ATE.
Ya el lunes 2/01, luego del levantamiento de las acciones, el Gobierno ordena impedir el acceso al Ministerio de los trabajadores despedidos y los activistas, con la Policía, que golpeó y reprimió a diversos compañerxs. A partir de esto, se convoca a una acción unitaria para el martes 3/01 a las 11 hs en Pizzurno y un paro de 24 hs. A su vez, decenas de trabajadores disconformes con lo resuelto por la Verde y Blanca, continuarán en la puerta del Ministerio, presionando para que las acciones a realizar se resuelvan democráticamente.

El martes 3, a las 11hs: Todxs al Palacio Pizzurno

A principios del año pasado las conducciones respondieron a los despidos lugar por lugar, sin coordinar la lucha ni llamar a contundentes medidas unificadas.
La realidad demuestra que no se puede ganar con divisiones y cediéndole al Gobierno. Las decisiones de abandonar Pizzurno y levantar la toma del viernes en Av. Santa Fe fueron un error porque se podía ganar. Levantar la toma lejos de “hacer reflexionar” al PRO lo envalentonó. Ahora hay que redoblar la lucha contra los despidos.
Ante lo que pasa y lo que se viene, es necesario que las conducciones de ATE Capital y Nacional llamen a paro y plan de lucha unificado ya, en conjunto con los gremios docentes. No puede ser que despidan trabajadores y que las conducciones respondan con agachadas y sin llamar a un reclamo único, privilegiando las peleas intestinas entre las diferentes agrupaciones “Verdes”. Se debe convocar a todas las Juntas Internas, sin divisiones, para que este conflicto siente un precedente positivo. Al mismo tiempo, hay que resolver hasta la última medida en las asambleas e intentar que participe hasta el último compañerx.
Desde Alternativa Estatal y Alternativa Docente nos pusimos desde el primer día a disposición con compañerxs delegados de decenas de reparticiones y escuelas, y acompañaremos hasta el último día lo resuelto por las asambleas. Pero al mismo tiempo, alertamos que para ganar resulta necesario cambiar de rumbo y actuar con firmeza.