Actos del 1º de mayo: Avance de IZQUIERDA AL FRENTE, crisis del FIT

Pasó el 1º de Mayo y son varias las conclusiones políticas que es necesario sacar hacia los meses que viene. No vamos a referirnos en este caso al rol de la vieja burocracia sindical de la CGT, que hizo actos divididos y contra las necesidades de los trabajadores; uno con Macri de orador y otro para simular que enfrentan a Macri mientras dejan que siga con su ajuste. Mientras las dos CTA´s hicieron un pequeño acto en Congreso, donde hablaron de una Marcha Federal para dentro de…50 días, mientras su gremio fundamental, la CTERA nacionalmente y el Suteba en la provincia de Buenos Aires, deja solo a los docentes y levantó los paros cuando más falta hacía frente al ajuste de Macri, Vidal y gobernadores del PJ FPV como Alicia Kirchner en Santa Cruz.

Por fuera de esta decadencia burocrática, lo más interesante y notorio de este 1º de Mayo, es que toda la prensa nacional y local, tanto televisiva, como radial y gráfica, tomó nota de que hubo dos actos y dos frentes en la izquierda. Este hecho incontrastable de la realidad fue anunciado y difundido antes, durante y después del 1º de Mayo. Y en líneas generales se difundió frente a millones de trabajadores y sectores populares que había 5 actos y dos eran de izquierda, uno en el Obelisco (Izquierda al Frente – MST y Nuevo MAS) y otro en Plaza de Mayo (FIT).

Frente a esta inocultable realidad política, suceden cosas insólitas de parte del sector de la izquierda sectaria, que llegan casi al ridículo. Es el caso de “La izquierda diario” (PTS) o de “Prensa Obrera” (PO) quienes siguen hablando en sus artículos de un solo acto de la izquierda. Es un negacionismo llevado al extremo que por supuesto fracasó en toda la línea, ya que se instaló masivamente que hubo dos actos de izquierda. Y esto fue muy evidente y público, aunque PTS y PO tengan a la mentira y al intento de ocultamiento como forma de hacer un supuesto periodismo político.

El FIT: Números falsos y guerra interna

Siguiendo su hilo conductor de tergiversar la realidad, PO dice que el acto del FIT fue de 15.000 personas, mientras el PTS dice que fueron 10.000. Aunque no tuvieron siquiera la astucia de acordar un número común para esta falacia, lo que si tienen de común es la particular forma de multiplicar la real cantidad de asistentes, para simular un “gran acto” que en la realidad fue un acto bastante pobre. Como puede verse en la imagen del acto tomada desde arriba, donde no se ven ni 15 mil, ni 10 mil, ni mucho menos; allí no hay más que alrededor de 4000 personas. Lo que sí se ve de manera incontestable en la imagen real del pedazo de la Plaza de Mayo donde se hizo el acto, es que el evento muestra un claro retroceso del FIT, y esto no puede ocultarse con números inventados.

Hacemos notar con esto, educativamente hacia la vanguardia y la gran cantidad de simpatizantes de izquierda que siguen estos temas, que la mentira como método de informar le hace mucho daño a la izquierda. Que falsificar los números tan escandalosamente no es un método revolucionario, que pretender negar la existencia de otro proyecto de izquierda es además, tan inútil como querer tapar el solo con la mano. En  última instancia, la necesidad de mentir y ocultar lo que realmente pasó el 1º de Mayo, es la consecuencia de la crisis del FIT, que envuelto en sus peleas y sin poder mostrar nada nuevo ni positivo, tiene que dar vueltas en base a inventos.

La realidad, es que el acto del FIT estuvo cruzado por la guerra interna entre PO y PTS, que tuvieron que acordar precariamente un “alto el fuego” de tan solo un día, porque hacer actos separados ya superaba todos los límites ante un año “electoral” ya que el año pasado sí hicieron dos actos divididos. Pero la guerra existe y por eso el acto no pudo atraer la simpatía de franjas independientes ni de otras agrupaciones de izquierda que esta vez decidieron no acompañarlos a la Plaza.

En ese contexto el “alto el fuego” duró efectivamente pocas horas, ya al otro día en los medios se cruzaban dardos, del Caño en Perfil acusa: “Pitrola habla más de mí, que contra Macri”. Y Pitrola en Los Andes dice: “Del Caño abandonó Mendoza para competir contra mí”. Este es el verdadero y lamentable estado del FIT, que las y los honestos militantes y simpatizantes de izquierda tienen que evaluar críticamente, evaluación que hecha seriamente, no puede conducir a ninguna conclusión positiva. El electoralismo exacerbado, el vedetismo y las peleas de secta, se han transformado en la esencia y marca registrada de un frente dividido por donde se lo mire.

Izquierda al Frente sale fuerte y va por más unidad

Contrastando a esta notoria crisis del FIT, la unidad entre nuestro MST y el Nuevo MAS llamada “Izquierda al Frente” pasó positivamente este 1º de Mayo con un acto muy importante y unitario en el Obelisco. Con la presencia de referentes obreros, feministas, docentes de la Multicolor y representantes de la juventud, todos ellos en el palco junto a Bodart y Ripoll del MST, y Castañeira y Bayón del Nuevo MAS. Fue un acto grande, combativo y motivó positivamente a todas y todos los asistentes. Lo mismo sucedió con los actos comunes realizados en distintas provincias del país.

El 1º de Mayo evidenció que otra unidad de izquierda está en marcha en las luchas y preparándose para la disputa política y electoral que se viene. En ese sentido desde el acto Alejandro Bodart volvió a proponer avanzar en más unidad de la izquierda que es una necesidad imperiosa para enfrentar a Macri y a toda la vieja política en mejores condiciones, reafirmando nuestra propuesta unitaria a diversas organizaciones de izquierda y populares, a diferencia del FIT que solo se mira su propio ombligo.

Con ese marco de unidad, con acuerdos políticos y programáticos, y también con matices lógicos, nuestro acto terminó unitariamente y en forma emotiva, con todas y todos los referentes en el palco cantando la internacional, dando por terminada esta jornada y ya preparados para salir a dar batalla los meses que viene. En ese sentido esta semana Bodart en Capital y Ripoll en provincia de Buenos Aires seguirán recorriendo medios de comunicación y lugares de trabajo y estudio junto a trabajadores, mujeres y la juventud, presentado nuestras propuestas. Lo mismo harán nuestrxs referentes en todo el país.

El 1º de Mayo ha sido la constatación del avance de Izquierda al Frente y de la crisis del FIT. Sobre esas bases invitamos a las organizaciones de izquierda que aún se debaten sobre qué hacer, a seguir dialogando e intentando acuerdos, para sumarse a esta nueva unidad en la izquierda que estamos construyendo. Unidad que hace falta y que va a seguir creciendo, ganándose un lugar en el mapa político del país. Por eso también invitamos al activismo y militancia de la izquierda obrera, popular, feminista, ambientalista y de la juventud, a que nos acompañen y se sumen con nosotros a este desafío.

Sergio García