8vo día de Paro del transporte en Córdoba: DIA CLAVE, A NO AFLOJAR!

Hoy es un día clave en la rebelión histórica que vienen protagonizando los y las choferes del transporte de la ciudad de Córdoba. Entramos en el 8vo día de paro y la decisión de las bases sigue siendo mantener la huelga hasta lograr lo que reclaman desde el primer momento, trasladar el 21% al básico.

El intendente Mestre ayer puso en pie un operativo represivo y mediático, y dio una conferencia de prensa, con el objetivo de amedrentar para quebrar la lucha. Lanzó un operativo de emergencia para que los colectivos salgan a la calle. Y enfatizó en el acuerdo que tienen los gobiernos nacional, provincial y municipal para garantizarlo, “recibiendo el apoyo de gendarmería” para que custodien los coches.

La militarización de la ciudad impulsada por Mestre, en acuerdo con Schiaretti, es un intento de dar una lección al resto de los trabajadores, allanando el camino para el ajuste.

Esto, lejos de doblegar la firme determinación que tienen los trabajadores, ha generado una ola de solidaridad de numerosos gremios y organizaciones políticas. Obligando a las vacilantes conducciones sindicales de las dos CGTs a convocar a una movilización hacia el edificio de la UTA en apoyo a sus reclamos para el día de hoy.

Pero la medida está muy por detrás de lo que hace falta. Tras ocho días de conflicto podemos decir que el rol de las conducciones sindicales es lamentable. Comenzando por la UTA nacional, que dejó a los choferes cordobeses librados a sus suerte, aumentando la bronca, no solo de estos sino de otras seccionales del país. Y siguiendo por Luz y Fuerza, SUOEM y otros que son los próximos en la lista de ajuste y aprietes del gobierno y por lo tanto deben unirse hoy para derrotar el ajuste y torcerle definitivamente el brazo al gobierno.
Por eso el paro provincial es una necesidad urgente. Y debe ser convoca de inmediato y sostenido hasta que los choferes triunfen.
A pesar de las vacilaciones de las CGTs, la enorme solidaridad y el gran apoyo se expresará en las calles y seguramente hará temblar la ciudad.

Desde la corriente sindical del MST apoyamos y acompañamos las medidas que las bases definan.

La lucha de los trabajadores de UTA Córdoba es ya una lucha del conjunto del pueblo cordobés. La más amplia solidaridad debe ser desplegada y garantizada por todas las organizaciones que dicen apoyar.

Para ganar hay que ir a fondo. Tenemos que impulsar un comité de lucha, que sesione frente a UTA donde todas las organizaciones podamos debatir y coordinar, en base a la decisión democrática de los trabajadores, las medidas y acciones a impulsar.

Si la CGTs se han declarado en “Alerta y Movilización” que sesionen de manera permanente en el acampe frente a la sede sindical.

Hoy más que nunca podemos decir que si las y los trabajadores del transporte ganan ganamos todos!