200.000 catalanes movilizados por la libertad a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart

En horas de la noche del lunes 16/10  la justicia española puso presos, acusándolos del delito de sedición, a los dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sánchez y de Ómnium Cultural Jordi Cuixart. Un masivo cacerolazo y 200.000 catalanes movilizados en Barcelona fueron algunas de las primeras respuestas.

La jueza de la Audiencia Nacional de Madrid, Carmen Lamela, detuvo a los dirigentes soberanistas sin derecho a fianza alguna. Se los acusa de haber sido los “promotores y directores” de la movilización de masas que arrinconó a la Guardia Civil en la sede del Ministerio de Economía de Cataluña, en oportunidad en que está allanó y detuvo a funcionarios catalanes en ese lugar, el pasado 20 de Setiembre, durante la operación preparada para impedir el plebiscito del 1º-O.

Esta movilización pacífica, en respuesta a lo que fue calificado como un verdadero “golpe de estado” de Rajoy y el rey Felipe, al detener y pasar por encima de las autoridades del gobierno autonómico, constituye para el régimen español el delito de sedición. Como en esos días, en esta ocasión la respuesta del pueblo catalán no se hizo esperar, se concentraron 200.000 personas en Barcelona. Otros puntos de Cataluña y España han sido escenario de importantes acciones de protesta.

El régimen monárquico golpea

Bajo la misma persecución política se acusa también de sedición al titular de los Mossos D’Esquadra (policía catalana), Josep Lluís Trapero, el que ha quedado en libertad condicional, aunque se le ha retirado el pasaporte y tiene que presentarse cada 15 días. No conforme con esto, la fiscalía esta interponiendo recursos para que se lo ponga preso sin derecho a fianza, como es el caso de Sánchez y Cuixart. También el fiscal pidió prisión eludible con una fianza de 40.000 euros para el teniente de los mossos Teresa Laplana.

Este martes el Tribunal Constitucional de España ha dictado sentencia sobre la nulidad definitiva de la ley del referéndum que había aprobado el Parlamento Catalán y las grandes empresas siguen cambiando los domicilios de sus sedes centrales a otros puntos de España ajenos a Cataluña. También agentes de la Guardia Civil han allanado el centro de gestión de llamadas de Emergencias 112 de la Generalitat de Reus en Terragona buscando grabaciones que permitan acusar a la dirección de los Mossos D’Esquadra de complicidad en la realización del plebiscito “ilegal” del pasado 1º-O.   

Esta brutal ofensiva de Rajoy y el régimen español se da en el marco de la activación del artículo 155 de la Constitución Española, que permite suspender la autonomía de Cataluña, destituir a su gobierno legítimamente elegido e intervenir militarmente, utilizando a los más de 10.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que ya tienen destinados al territorio catalán, como una verdadera tropa de ocupación.

La detención de los dirigentes de la ANT y de Ómnium, las persecuciones a Trapero, cuyas tropas acaban de ovacionarlo luego de su paso por los tribunales, son parte de una ofensiva cuyas nuevas fechas clave son el jueves 19 y viernes 20 próximos, en la que el régimen español deberá decidir qué pasos dar ante la negativa de Puigdemont a cumplir con sus requerimientos de pronunciarse categóricamente sobre la  independencia o desestimarla. Algo a lo que el presidente de la Generalitat se negó y continuó llamando al dialogo.

Distintas fuentes políticas y periodísticas especulan sobre la posibilidad de que el Estado Español reaccione con medidas que van desde   una intervención parcial a otra total del gobierno autonómico, la intervención de los Mossos D’Esquadra y el llamado a nuevas elecciones autonómicas en el curso de 90 días, en el medio de una situación muy parecida al de un estado de excepción en Cataluña.

La revolución catalana contragolpea

La reacción catalana ante estos atropellos ha sido inmediata. Un masivo cacerolazo en Cataluña fue la primera reacción frente a la noticia de las detenciones. Luego la Taula por la Democracia que agrupa a decenas de organizaciones sindicales y sociales, entre ellas a la ANC y Ómnium, llamó a una masiva concentración para las 20 hs., que comenzó con concentraciones a las 12 hs en los lugares de trabajo. Y el movimiento estudiantil se plegó con mucha fuerza a esta nueva protesta masiva.

La Generalitat elevó de inmediato una fuerte protesta y la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, declaró el cierre de toda actividad institucional del Ayuntamiento. El dirigente de Podemos Pablo Iglesias condenó las detenciones y sigue una larga lista de pronunciamientos contra este atropello a las libertades democráticas y la exigencia de la inmediata libertad de los detenidos.

La movilización de Barcelona fue la más numerosa. También hubo movilizaciones importantes en Girona (9.000), Tarragona (5.000) y Lleida (18.000) y otros municipios catalanes. Además se realizaron concentraciones en la Puerta del Sol en Madrid, Valencia y en Palma de Mallorca entre otros lugares de España, según informa el periódico La Vanguardia.

A nivel europeo distintas voces se han alzado contra las detenciones. Leanne Wood, la líder del Plaid, el partido nacional galés, ha calificado a los detenidos como los “prisioneros políticos en Europa”. En el mismo sentido se han pronunciado una veintena de diputados en el Parlamento Europeo, el escritor escocés Irvine Welsh, el partido irlandés Sinn Fein y el diputado finlandés Mikko Karmi, que ha pedido a la UE que se aplique el artículo siete contra España por los presos políticos, de acuerdo a lo que informa INCAT (Agencia de Noticias de Cataluña)

Mientras la Taula por la Democracia que con más de 60 entidades entre los cuales se encuentran desde los sindicatos combativos que fueron el corazón del paro general del pasado 3 de octubre, a las tradicionales y burocráticas UGT y CCOO, pasando por la ANC y Ómnium, ha llamado a una movilización masiva para el próximo sábado 21/10, se debate la necesidad de lanzar otro paro general más fuerte y amplio que el anterior.

Para la diputada de la CUP Mireia Boya, con la prisión de los dos “Jordis” se abren “la condiciones necesarias para proclamar la república, aplicar la ley de Transitorietat Jurídica e iniciar el proceso constituyente.” (La Vanguardia 17/10). Sus dichos no hacen sino reflejar los sentimientos de miles de catalanes movilizados que opinan que es necesario dejar de lado la suspensión y declarar la independencia unilateral cuanto antes.

Cuando terminamos de escribir estas líneas la movilizaciones están finalizando en la revolucionaria Cataluña. Los hechos de estos días están preanunciando un pronto y seguro choque de trenes entre las fuerzas de la revolución y la contrarrevolución del régimen monárquico español respaldado por el grueso de la burguesía imperialista europea y mundial.

 

Más que nunca es necesario el mayor apoyo a su lucha para enfrentar este nuevo ataque, exigir la libertad inmediata de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, el retiro de las tropas españolas y el respeto a su derecho a decidir y declarar su independencia. Su lucha es la lucha de todos los trabajadores y pueblos del mundo que pelean por su derecho a la libertad e independencia frente a la brutalidad del capitalismo imperialista y sus anti democráticos regímenes políticos.

Gustavo Giménez