Marcha a la embajada de Turquía: ¡basta de bombardeos a Afrin!

El viernes 26 de enero por la tarde, en la Ciudad de Buenos Aires, numerosas organizaciones populares realizamos una combativa movilización unitaria desde las avenidas Cabildo y Lacroze hasta a la embajada de Turquía, en el barrio porteño de Belgrano, para exigir el inmediato cese de los bombardeos de ese país contra el cantón kurdo de Afrin, en la zona liberada de Rojava, en el norte sirio.
A iniciativa del Comité de Mujeres en Solidaridad con Kurdistán, más de 500 personas expresamos así nuestro repudio al cobarde ataque del gobierno dictatorial turco, que desde hace una semana está bombardeando a la población civil de Afrin y ya ha provocado unas 40 muertes. Es que el Estado turco no tolera que el pueblo de Kurdistán avance en su autodeterminación e independencia, como lo viene haciendo desde hace varios años en una heorica lucha por sus derechos en la que las mujeres ocupan un lugar de vanguardia.
De todos modos, y más allá de alguna que otra formal queja diplomática, si el presidente turco Erdogan desata esta nueva ofensiva asesina contra los kurdos es porque tanto Putin como Trump lo dejan correr. Norteamérica y Rusia juegan ambos con las pueblos de Kurdistán y de todo el Medio Oriente como si fuera un tablero de ajedrez, buscando utilizar los complejos conflictos nacionales y religiosos con un solo objetivo: profundizar su injerencia en esta zona estratégica tan rica en petróleo.
Tras las palabras de la compañera Meliké Yassar, referente del Comité, hicieron uso de la palabra dirigentes de las distintas organizaciones participantes. Una presencia destacada fue la Mirta Baravalle y Nora Cortiñas, queridas Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, siempre solidarias con las causas justas. Por el MST habló el compañero Pablo Vasco y por el Movimiento Teresa Vive la compañera Mónica Sulle. Hubo música, bailes y canciones, porque la barbarie de la guerra no nos priva de la alegría de vivir y de luchar.
Un joven kurdo, oriundo de Afrin, dijo con emoción: “Pensé que hoy iba a estar solo, pero no es así. Agradezco tantas presencias en apoyo a mi pueblo. Mi familia está en Afrin, allá nos dedicamos al olivo y donde hay olivo es tierra de paz. Como kurdo, quiero destacar a nuestras mujeres, que nos dan ejemplo a nosotros, los hombres, y que tienen todo el derecho a ser libres.”
Fuera Turquía de Afrin. Fuera las grandes potencias de Medio Oriente. Que el gobierno argentino rompa relaciones con el gobierno turco. Por la autodeterminación y la independencia de Kurdistán, en una perspectiva socialista.