5M: Importante paro nacional docente y movilización

 

5M: Bodart en la clase pública en Callao y Corrientes

El paro nacional docente del lunes 5M fue importante. Con una alta adhesión en la mayoría de las principales provincias y distritos. Hubo también desigualdades y lugares donde el paro no logró sumar fuerza. Un “No Inicio” de clases, acompañado por una fuerte movilización desde Congreso al ministerio de Educación, que aglutinó entre 15 y 20 mil docentes.

Se trató de una marcha educativa muy compacta, vistosa, diversa, creativa y combativa. Aunque menor a la movilización convocada en el “No Inicio” de 2017. Y bastante por detrás de lo que puede y deberían organizar y convocar la CTERA y sus gremios. Si no resultó mayor, debemos buscar las causas entre los variados aprietes y ataques de los gobiernos, así como en las dilaciones de la conducción Celeste de CTERA para organizar, de entrada, el conflicto de este año.

 

Centenares de miles pararon

 

En 13 de las principales provincias del país, las que reúnen a la mayoría de la docencia argentina, el paro rondó entre el 70% y, mayormente, llegó al 90% de adhesión. En otras 4 provincias, el paro partió del 40% al 50% y llegó a alcanzar en una, hasta el 60%. Mientras que, en otras 5 provincias, sí resultó escasa la participación, entre ellas, Córdoba como distrito importante.

Esto nos permite evaluar que cerca de 650 mil docentes pararon este 5M en la primera jornada por el No Inicio nacional. Y fue así pese a la enorme campaña del gobierno nacional y los gobernadores por achicar lo más posible dicha participación. Con amenazas, ataques de todo tipo, “premios” al que no pare y descuentos al que pare, etc.

No resultó un paro total como se quiso pintar. Pesó la cerrazón y dureza que quieren mostrar Macri, Vidal, Larreta y el PJ; el recuerdo vivo sobre el mal resultado de la huelga nacional de 2017, la que fuera levantada por estas mismas conducciones tras la Marcha Nacional del 21 y 22 de marzo. Y por el doble discurso de la Celeste que, mientras se preparaba para llamar a paro nacional, corría a firmar acuerdos del 15% a 17% en varias provincias gobernadas por el PJ. Al servicio de esa política, dilataron todo lo posible esta medida, en vez de organizar la lucha para enfrentar el ataque global del macrismo y el PJ a la escuela pública, la comunidad y la docencia en particular.

 

La movilización a Educación y el paro en las provincias

 

Guardapolvazo en el centro porteño, según Clarín

En la movilización, entre las distintas columnas que participaron desde numerosas provincias, resaltó la de Capital. Una presencia muy importante, mostrando que si se la convoca, la docencia responde. Máxime ante el duro ataque de Larreta y Macri que ofertan apenas un 12% que implica bajar salarios.

Precisamente, en la Ciudad de Buenos Aires, la adhesión estuvo entre el 60% al 80%, más allá que la dirigencia Celeste de UTE y CTERA llegara a decir que paró el 90%.

Respecto al paro en la Provincia de Buenos Aires rondó entre el 65-70% al 80%, aunque con desigualdades en varios distritos. Esto, independientemente de los anuncios de la Celeste de SUTEBA, hablando de un paro del 85% o la FEB que la elevó al 90% (Federación de Educadores Bonaerense que aportó una muy pobre y deslucida columna).

Estas cifras expresan datos bastante ajustados, sobre todo si tenemos en cuenta que los gobierno de Larreta y Vidal salieron a informar sobre un supuesto paro de entre el 45% y 50% en estos distritos, con el claro objetivo de tirar abajo la medida. Cosa que está por fuera de la realidad y alejado de lo que pudieron comprobar e informaron los medios de prensa más afines al oficialismo macrista.

En Tucumán, el paro tuvo también una muy alta adhesión, alrededor del 90% y sólo funcionó a medias en algunos establecimientos privados. En Tierra del Fuego el paro fue de alto acatamiento. Contundente fue también en Neuquén (80 a 90%), Río Negro (90%), Santa Fe, un paro prácticamente total de la docencia santafesina.

También fue fortísima la adhesión en Chaco donde hubo una enorme movilización. Igual que en Misiones, donde se paró pese al entreguista acuerdo de la Celeste, firmando un trucho 15% de “aumento”, a espalda de las bases y el resto de los gremios.

También fue masivo en Catamarca y en La Pampa, donde hubo un 90% de adhesión con movilización en Santa Rosa. En Entre Ríos alcanzó el 90% en toda la provincia. En Formosa se calculó una participación en el paro de entre el 50% y 60%. Sí la medida fue muy floja en provincias como Córdoba, donde la Celeste ya se prepara para aceptar un 15% en tres cuotas y cláusula gatillo. Similar situación se dio en San Juan donde la Celeste firmó un 17% en dos cuotas y con “gatillo”. Y casi que no hubo adhesión al paro en Salta, donde la Celeste firmó un 15% sin indexación automática y bombeó el llamado al paro. También fue baja la adhesión al paro en Santa Cruz y en Santiago del Estero.

Demanda docente, con apoyo social

Y resultó en un apoyo parcial en Mendoza (40%) o en La Rioja donde también fue parcial, con una importante movilización en la plaza 25 de Mayo, pese a la fuerte lluvia.

En Jujuy superó el 50% con escuelas donde no hubo ni un docente y otras donde se trabajó. La movilización fue grande, unas 6 cuadras con la presencia de docentes de ADEP y CEDEMS junto a ATE y demás gremios estatales, más organizaciones como ANCLA y el MST que acompañamos la marcha y el paro.

En Chubut el paro contó con una adhesión promedio que superó el 60%, con picos del 70% y más en las zonas cordilleranas. Superó también el 60% en los establecimientos de Puerto Madryn. Acompañado por movilizaciones en distintas localidades y una nutrida concentración que arrancó en el ministerio de Economía y se desplazó por distintos edificios públicos de Rawson.

 

Macri en Corrientes y “Guardapolvazo” del MST en el centro porteño

 

Mientras Macri “inauguraba” el ciclo lectivo en Corrientes, sin mencionar siquiera el paro; desde Alternativa Docente, ANCLA (Agrupación Nacional Clasista y Antiburocrática) y el MST (en Izquierda al Frente) protagonizamos una importante clase pública y “guardapolvazo” en Callao y Corrientes. Porque lxs docentes no dejamos de enseñar, sino que les enseñamos a los funcionarios (personificados como ‘alumnos’ con caretas) como Macri, Vidal y Larreta cómo destinar los fondos para el salario y la educación, junto a los gobernadores del PJ que firman “aumentos” a la baja.

Presente en esa clase pública, el dirigente Alejandro Bodart (MST en Izquierda al Frente) refutó al presidente al afirmar: “Macri habló de ‘problemas graves’ en la enseñanza, lo cual es una obviedad, pero omitió que con salarios docentes de $ 14.000 o menos como los que propone su gobierno no hay ninguna ‘calidad educativa’ posible. Si reconoce que la docencia pone ‘amor, generosidad, cercanía y cuidado’ además de profesionalismo en su tarea, entonces que les paguen lo que corresponde: un mínimo igual a la canasta familiar y actualizado por la inflación real. La lucha docente por aumento salarial es más que legítima”.

Alejandro Bodart, dirigente del MST en Izquierda al Frente, presente

Lamentablemente, pese a la disposición a luchar que se verificó en las escuelas y tuvo su expresión en el paro y las movilizaciones convocadas, se comprobó que la dirigencia Celeste es una traba para enfrentar con éxito la guerra que Macri, Vidal, Larreta, Cornejo en Mendoza, Morales en Jujuy y los gobernadores del PJ, le han declarado a la docencia.

Esto mostró lo errado de la orientación propuesta por un sector de la Multicolor (la Azul y Blanca, el PTS y el Encuentro Colectivo/Enriqueta Lucero) de acompañar a la Celeste en su moción de 48hs de lucha con la expectativa de que encarara un enfrentamiento cierto al gobierno de Macri.

Es que más allá de sus discursos, la actitud de la Celeste es atar de manos a lxs trabajadores de la educación, al servicio de ir cerrando desventajosos acuerdos en las provincias, sobre todo gobernadas por el PJ como ocurrió en Salta, Misiones, San Juan, Formosa, Santiago del Estero y Tucumán. Para esconder esa claudicación, al servicio del ajuste y la gobernabilidad, la Celeste de CTERA infla innecesariamente los porcentajes de paro (“un acatamiento de más del 85%”) y la asistencia a la marcha. Al asegurar que (“más de 60 mil docentes”).

Si así hubiese sido, debieran haber llamado a continuar la medida con propuestas concretas. Al contrario, Sonia Alesso, dirigente de CTERA y del gremio docente de Santa Fe, dijo: “puede llevar mucho tiempo, pero la lucha de los docentes va a triunfar…” (¡?) ¿Cómo? ¿Con qué medidas? No nombró ninguna. Tampoco Yasky, diputado K y dirigente de la CTA. Apenas si Alesso mencionó una hipotética Marcha Federal… pero en el mes de abril. Por eso, sin anunciar nada, cerró con una arenga vacía: “Fuerza, vamos a seguir luchando, ni un paso atrás…”.

Mención aparte merece el rol carnero de la dirigencia de los gremios docentes de la CGT (UDA, AMET y CEA) que se negaron a llamar a paro y convocaron a un bochornoso acto aparte. ¡Necesitamos una nueva dirigencia y un modelo sindical democrático, clasista y de lucha para ganar!

 

Paro del 8M. Preparar la continuidad

 

Nuestro compromiso, en defensa del salario docente y la escuela pública, es acompañar la adhesión en la segunda jornada de paro de este “No Inicio” 2018.

Garantizar también un masivo paro nacional este jueves #8M, votado por el congreso de la CTERA, para empalmar con el paro internacional de mujeres y la movilización convocada.

Exigir a la Celeste que, ante la negativa del gobierno, le den continuidad al paro con una nueva medida en la semana próxima, que no debería ser menor a 48hs. Además, en esa segunda semana, nos comprometemos a acompañar el conflicto que se vaya desenvolviendo en cada provincia y alentar que la lucha se profundice en los distritos y el conjunto del país.

A la vez, preparar la coordinación de los sectores antiburocráticos, de izquierda y clasistas en la docencia de cara a la tercera semana de marzo. Mientras se le exige a la Celeste que organicen y le pongan fecha -para la segunda quincena de marzo- a esa gran Marcha Federal Educativa de la que hablaron. A la par que se evalúa en los gremios y seccionales donde conduce o tiene peso la oposición, una convocatoria que apunte en este sentido.

En cada escuela y distrito es clave exigir que todo se decida democráticamente en plenarios de delegados con mandato y no en reuniones de unos pocos dirigentes, como son los “plenarios de Secretarios Generales” a los que nos quiere acostumbrar la Celeste. En las acciones distritales de estos días y las asambleas previstas entre el día 7 y 9, será importante impulsar estas propuestas como mociones a votar.

Te invitamos a sumarte a Alternativa Docente y ANCLA para dar juntxs esta pelea y defender la escuela pública. ¡Vamos! Vení y participá de nuestras asambleas y reuniones abiertas para organizarnos, debatir, sumar propuestas y la fuerza necesaria para hacerlo realidad. ¡Te esperamos!

 

  • Por el blanqueo salarial, incluido el Incentivo. Por $30.000 de inicial nacional unificado.
  • Para que los políticos ganen como una maestra o todxs ganemos como un diputado.
  • No al cierre de escuelas y cursos. No al presentismo, los ceses y despidos.
  • Aumentar ya el presupuesto al 10% del PBI. Sistema educativo estatal, nacional y único.
  • No al Plan Maestr@. Congreso Pedagógico para democratizar y transformar la educación.

 

Francisco Torres, Sec. Gremial Federación Nacional Docente, CTA Autónoma

Coordinador nacional de Alternativa Docente en ANCLA / MST

 

Recorre la FOTOGALERÍA sobre la movilización docente el 5M: