Con el MST e Izquierda al Frente crece la alternativa en UNLaM

El 9, 10 y 11 se desarrollaron las elecciones a centro de estudiantes y claustro estudiantil en UNLaM. Se dieron en un vergonzoso marco antidemocrático garantizado por LFU. Nosotrxs sostuvimos posición e hicimos una gran campaña contra el ajuste, en defensa de la educación y la democratización de la UNLaM, feminista y disidente. Enfrentamos a la Liga, interpelamos al FIT por la unidad de la izquierda y propusimos a toda la oposición una campaña unitaria por las libertades democráticas. Dimos que hablar y hoy, tenemos mucho para cosechar.

LFU: Crónica de un resultado anunciado.

Compuesta por la JUP, también por la pastoral. Orgánica de la gestión de Martínez y aliada de los planes de ajuste de todos los gobiernos. Burocrática, misógina y homofóbica. No son una agrupación estudiantil más: son empleadxs de Martínez. Esa es la conducción -dos años más- del centro de estudiantes y la representación en claustro estudiantil.

Para este resultado, LFU trabaja minuciosamente antes y durante las elecciones. En la previa, en la junta de centro -que es la propia LFU- estipula requisitos fantasiosos para dificultar la presentación de listas opositoras (con dos semanas de anticipación y en el marco de que no hay clases). Cumplido el requisito de los 6 mil avales, tienen el poder de impugnar listas, nombres y colores. Da que hablar la participación del PRO y de “Nestor y Cristina para la Victoria/FUP”: Ambas listas fantasma de la Liga para dividir votos. Para las elecciones de claustro es aún más escandaloso, hay una junta inexistente y rige históricamente la proscripción para todas las listas salvo la suya. Durante las elecciones las listas sólo tuvimos unx fiscal habilitadx para las 65 mesas de claustro, cada día amanecían las mesas sólo con boletas de LFU y así eran habilitadas por la junta de la gestión.

Hay un elemento más, fuerte: el fraude. Habilitan 110 mesas y unx fiscal para 65 de las mesas: el resultado es incomprobable, está dibujado. Aun así, LFU no hizo una buena elección y retrocedió en votos.

¿Qué cuidan? La UNLaM es la estructura más masiva de toda la provincia. Lxs jóvenes venimos siendo protagonistas en todas las luchas sindicales, de género, contra la impunidad. La UNLaM entonces es una caldera de jóvenes que, sabemos, en algún momento va a explotar. El rol de LFU y del régimen antidemocrático de Martínez es apagar toda llama de rebelión. Por eso, por ejemplo, defenestraron a lxs docentes en lucha, son el chaleco de fuerza del movimiento estudiantil “unlamero”. Pero no es un fin en sí mismo: Martínez está con el ajuste de Macri. Votaron la reforma educativa pro privatización en el consejo superior. Eso es lo que cuidan. Eso es lo que enfrentamos. Somos categóricxs: no son inamovibles. El requisito es la unidad, veamos qué pasa en el campo opositor.

Diferentes proyectos en la oposición

  • Estudiantes Autoconvocados: Obtuvo el segundo lugar, ganando una secretaría y una vocalía. Con su perfil progre pero laxo, comió un poco de todos los espacios. Todos los problemas que enfrenta la universidad tienen que ver con el contexto político, económico y social que atraviesa nuestro país con Macri y lxs gobernadorxs a la cabeza aplicando un ajuste brutal a la clase obrera. En la educación superior acaban de recortar 3000 millones de pesos. No pronunciarse sobre este contexto, lleva a pensar que vamos a “pintar la universidad de pueblo” con un programa estrictamente sindical. No podemos mentir a lxs estudiantes sobre las tareas que tenemos planteadas, es oportunismo electoral. Pero hay otra cuestión, que es cómo se plantea un objetivo tan pretencioso como “transformar la UNLaM” o bien, “democratizarla” en completa soledad. O es una reivindicación conscientemente testimonial o necesitamos recordarle a lxs compañerxs que los resultados, por buen debut que sea, lxs deja lejísimos de ese objetivo, así como a todxs. Es que no hay en la oposición ninguna fuerza que tenga hegemonía ni el peso suficiente para dar la pelea contra Martínez y la reforma educativa sólo. Entonces, ¿será un problema de programa? EA está conformado por compañerxs de Patria Grande, del PJ municipal, de estudiantes independientes. Con un silencio incómodo han rechazado el programa que les presentamos. Es que posicionarse firmemente frente a las tareas que debemos encarar lxs lleva a enfrentar a sus propias direcciones y a definirse políticamente. Es una encrucijjada, porque un proyecto transparentador de lo existente que no se cuestione las bases estructurales, es una oposición cómoda y elegible por lxs verdugxs de LFU. Bien sabemos lxs estudiantes críticxs que la neutralidad no existe. Lxs llamamos a poner al servicio de la lucha y a encarar con un método abierto y democrático los cargos obtenidos.

  • Frente de Izquierda: Retroceso electoral y división política. Lo primero es la equivocada decisión del PTS de negarse a la unidad de la oposición en general, y de la izquierda en particular, con un programa de independencia, antiajuste y democrático. Dividen así la vitalidad política que podría tener un frente que incluya al FIT y a Izquierda al frente, superador y sobre firmes bases. Esto lxs ha llevado a pasar del 2do al 4to lugar, y a incluso quedar inmovilizadxs en mitad de la campaña frente a los nuevos fenómenos. Tal es así que rechazaron la campaña unitaria por las libertades democráticas que les propusimos en diciembre, pero a último momento y en medio de la campaña quisieron improvisar una, demostrando que depositaron hasta último momento confianza en la conducción de LFU. Mención especial merece el hecho de que -por la incomodidad de que hayamos construido Izquierda al Frente- nos quisieron impugnar ante LFU el color rojo, arrogándose para sí una identidad de toda la izquierda. No es todo: Es una postal del momento del FIT a nivel general, el hecho de que no han podido ponerse de acuerdo ni siquiera entre PTS, IS y PO para conformar el FIT. Quedando PO por fuera y proscripto, haciendo una campaña marginal para que lxs estudiantes no voten, con un ambiguo mensaje y sin ninguna iniciativa propositiva para transformar el régimen de la UNLaM . La exigencia hacia las listas de oposición como la nuestra era que luchemos para que se levante la proscripción a PO. Parece que para lxs compañerxs las elecciones son un fraude sólo si PO no participa. Menuda ensalada funcional a la LFU fruto de la desorientación política.

La campaña del MST

A fines del 2017 empezamos a pensar cómo hacer para destronar a la LFU. Ya en ese momento reafirmamos la necesidad de la unidad. Por eso, fuimos impulsorxs de una reunión con todas las agrupaciones de oposición en diciembre donde hicimos dos propuestas. La primera, un frente de oposición bajo 3 ejes centrales puestos a discusión junto con un programa completo: contra la reforma (anti)educativa, por la democratización de la UNLaM y la independencia del rectorado y gobiernos. La segunda, una campaña unitaria por las libertades democráticas. Lamentablemente, tanto Estudiantes Autoconvocados como el FIT y el resto de la oposición se negaron, facilitándole el circo a la Liga. En ese marco, conformamos Izquierda al Frente como a nivel nacional con Ya basta! y estudiantes independientes.

Desarrollamos una campaña autogestionada donde pusimos en discusión temas clave, como el ajuste en educación y el aborto legal. Con un perfil rebelde, feminista, disidente, antiburocracia y muy provocador, conocimos a cientxs de estudiantes que tienen las mismas inquietudes. Además, iniciamos un petitorio por la creación de la Secretaría de género y disidencias con funcionamiento democrático en el centro de estudiantes que fue acompañado por mas de 500 firmas de estudiantes, sobre todo compañeras. Esta exigencia la vamos a presentar el próximo miércoles en la oficina del centro de estudiantes. Además, en medio de la campaña realizamos el exitoso curso “marxismo y feminismo” con compañerxs de la UNLaM y secundarixs de la zona.

Esa es la juventud que somos. La que va por todo. La que se juega por enfrentar de verdad a la LFU y todas las burocracias. La que quiere hacer de la política una herramienta del 99% para cambiar la universidad y el mundo capitalista, patriarcal, podrido. No hemos asumido a la campaña como estrictamente electoral, por eso este proceso no ha terminaddo.

Queremos seguir siendo impulsorxs de la ola feminista en la UNLaM. Este miércoles a las 18hs, vamos a realizar la primera asamblea feminista y disidente en la UNLaM.

 Te invitamos a sumarte y organizar tu rebeldía junto a nosotrxs para seguir planificando una UNLaM democrática y al servicio de las necesidades sociales, para fortalecer el proyecto que junto a lxs estudiantes, las mujeres y lxs trabajadorxs la puede hacer real.

MST Nueva Izquierda UNLaM