Crisis económica y misoginia en Chubut

No es una novedad que la provincia está atravesando serios problemas financieros. El abandono de las instituciones públicas por parte del gobierno de Arcioni, sumado al decreto de pago escalonado son una declaración de guerra a lxs trabajadorxs. Mientras que la “reestructuración” del boleto educativo gratuito le declara la guerra a los estudiantes.

Ahora, en lugar de buscar soluciones, lo que hacen es banalizar la movilización de todo el sector estatal y estudiantil, burlándose de la clase obrera y principalmente de las mujeres con chistes inescrupulosos.

En Chubut no bastó con el fallo escandaloso que dejaba libre a un violador, donde una fiscal exponiendo su gordofobia, alegó que la “víctima era obesa” y que eso constituía un argumento válido para que no existiese violación.

Fueron por más, pero ahora el poder político. Esta vez, el protagonismo se lo lleva Sergio Mammareli, nada más y nada menos que el Ministro Coordinador de Gabinete. Este personaje se expresó de tal manera misógina que merece nuestro mayor repudio. Entre otras cosas dijo “si yo me consigo una pendeja rubia, de ojos celestes, que coje como los dioses y además me dice que me quiere, vos pensas que le voy a preguntar cuánto gasta”
comparando a una mujer con el gasto que le genera una camioneta. Con sus dichos el Ministro hace alusión a absolutamente todos los estereotipos de género que combatimos las mujeres cotidianamente. Cosificación, estereotipo de belleza, racismo y casi roza la pedofilia con su comentario extremadamente violento.

En otro audio se escucha “vamos a mandar a todas las chicas de la provincia a prostituirse?” haciendo alusión a la crisis económica y su imposibilidad de conseguir los $700 millones que faltan. No sólo utiliza a la prostitución como ejemplo de trabajo, sino que demuestra una grave falencia de respuesta a la crisis económica que sufrimos.

Reproducimos acá sólo dos de los dichos de Mammareli, pero fueron más y de completo atropello. Por eso expresamos nuestro enérgico repudio al Ministro por todos sus dichos misóginos. No nos alcanzan las disculpas públicas, exigimos su renuncia por misógino y por incompetencia en el cargo. En lugar de hacer chistes misóginos que no hacen más que enfurecer a lxs trabajadorxs, tendría que buscar soluciones a la crisis y los reclamos del pueblo chubutense .

Desde el MST venimos sosteniendo que si se aplicaran impuestos extraordinarios a las corporaciones del petróleo, la pesca, el aluminio y a los terratenientes como Benetton podríamos conseguir mucho más que $700 millones.

¡Basta de violencia machista!

¡Que la crisis la paguen los que la generaron!