Unir a la izquierda para derrotar a la Franja y el kirchnerismo

En poco más de un mes se llevarán a cabo las elecciones universitarias en toda la UBA. El marco político, ante la evidente derrota del macrismo y la devaluación del 30% del peso, estará marcado por el debate sobre cómo frenar al gobierno y el ajuste que el pueblo ya rechazó masivamente. Ante esto somos claros: el pueblo ya decidió y los sectores populares no podemos aguantar hasta diciembre, porque cada día que pasa se sigue profundizando la crisis. Por eso Macri y el FMI se tienen que ir ya y se debe convocar a elecciones anticipadas a una Asamblea Constituyente para definir un plan de emergencia económico. Para llevar esto adelante es necesario un paro general y un plan de lucha que le exigimos a las centrales sindicales.

El otro debate será entorno a qué posición adoptar ante un gobierno del PJ-K. Tampoco tenemos dudas. Como desarrolló Alberto Fernández y los voceros del kirchnerismo durante la campaña, su plan es renegociar la deuda con el FMI, que también es pagar. En cuanto a la economía, la salida es devaluar para “ganar competitividad”. En cuanto a los servicios o el subte, continuar con las privatizadas. Y en cuanto al Aborto y la agenda feminista y disidente, se tratarían de cosas secundarias y un escollo para la unidad con Manzur, el Papa y cuanto antiderechos anda dando vueltas.

Es decir, Macri se va pero la esencia de su política se queda. Por eso, Alberto Fernández no es alternativa y de acceder al gobierno intentará aplicar el plan de ajuste del FMI. Desde la izquierda no nos cabe duda: tenemos que luchar por Centros independientes de la gestión de la UBA y del actual y del próximo gobierno nacional.

Por eso les estudiantes, les trabajadores y todos los sectores populares debemos prepararnos para enfrentar el ajuste. Como ya ocurrió contra la Reforma Previsional en Plaza Congreso, con las tomas de las facultades en todo el país durante el conflicto universitario, o como las millones de mujeres que protagonizaron las largas jornadas de la Marea Verde; el debate sobre cómo derrotar al FMI y a su gestor local, va a volver a colocarse en el terreno de la calle, de la lucha social.

Con esa perspectiva, desde la juventud del MST tenemos una valoración positiva ante la unidad alcanzada a nivel nacional con el FIT Unidad, y creemos que es necesario extender esta unidad de la izquierda a cada facultad.

DEMOCRATIZAR LOS CENTROS PARA MOVILIZAR Y DERROTAR EL AJUSTE DEL FMI

La unidad de la izquierda es necesaria y en muchas ocasiones sirve de canal para la recuperación o la defensa de un Centro. También la unidad de la izquierda puede jugar el mismo rol positivo como bloque mayoritario en frentes con fuerzas “confusas” o aún kirchneristas, como ocurre en Medicina. Pero la unidad de la izquierda por sí sola no garantiza la movilización, radicalización ni el desarrollo de la organización del movimiento estudiantil. La experiencia reciente de Centros y la federación dirigidos por fuerzas de izquierda, reafirman esta conclusión. El opacado rol del CEFyL y la FUBA durante el conflicto universitario del año pasado son muestras de ello. También lo es el retroceso del PO en la FUBA, primero usurpada por la Franja y actualmente con el kirchnerismo imponiendo su inmovilidad. Reflexionar y corregir son condiciones para que el CEFyL y el CECiM no corran el mismo peligro.

En este sentido, somos críticos del método llevado adelante por el PO en la Federación y en los Centros, método que comparte con el PTS en el CEFyL. No sirve la conformación de frentes sólo para juntar votos, si una vez que se gana el Centro, la presidencia aborta todo intento de trabajo común, de coordinación de las agrupaciones del frente, de las asambleas y la apelación al conjunto de los estudiantes para potenciar la lucha. La utilización de los Centros como mera autopromoción partidaria, no sólo no desarrolla la organización estudiantil sino que además prepara las condiciones para que la Franja o el kirchnerismo vuelvan a conducir los Centros.

A esto se suma otro hecho: menos que nunca existe una facultad en la que haya una fuerza de izquierda hegemónica.

Desde la Juventud Socialista del MST creemos que estamos a tiempo de corregir, defender los Centros recuperados y preparar la lucha contra el ajuste de este y el próximo gobierno. Para ello hay que avanzar en frentes unitarios en cada facultad, sin imposiciones y en base al peso militante de cada fuerza. Levantando la asamblea estudiantil como pilar del funcionamiento de los Centros. Con un programa claro que levante en primer lugar la lucha contra el FMI, por una partida presupuestaria de emergencia, por la triplicación presupuestaria y la democratización de los órganos de co-gobierno, por el aborto legal, ESI con perspectiva de género y por la lucha de las mujeres y las disidencias, de unidad con el movimiento obrero y contra la reformas previsional y laboral.

Juventud Socialista del MST
Vicepresidencia CECIM // Secretaría de Relaciones Internacionales FUBA