El MST Teresa Vive se movilizó / Jornada nacional “el hambre no espera”

La crisis que vivimos por culpa del ajuste de Macri-Larreta y los gobernadores, que aplican las recetas del FMI, ha provocado en los barrios populares de CABA, el conurbano y las provincias una pobreza tremenda. La falta de trabajo cada día es mayor e impacta en los hogares. Las niñas y niños ven diezmados sus derechos: a la salud, a un hábitat digno, a la subsistencia, a la protección contra el trabajo infantil. La desnutrición y la mala alimentación son moneda corriente en los hogares empobrecidos por el desempleo.

Durante este gobierno la pobreza aumentó al 33 % y la desocupación al 11%. La falta de políticas sociales para resolver esos problemas estructurales hace que en este país, tan rico en recursos, se agrave la crisis social.

Los $ 7.500 que se cobran en los programas sociales no alcanzan para vivir. Por eso es indispensable que el Estado tenga políticas para hacer obras públicas que generen trabajo, viviendas para paliar la situación de calle. Por ejemplo en la CABA, que es la ciudad más rica del país, hay miles de personas en situación de calle, comedores donde llegó el ajuste en la comida y hasta redujeron viandas en las escuelas, que para muchos niños es su única comida. Comer carbohidratos no nutre. Y la malnutrición es un factor de riesgo para las enfermedades de la pobreza, como la tuberculosis y la mortalidad materno-infantil.

Por la inflación, la AUH perdió un 8% de su valor. Y ya ni siquiera hay notebooks para los pibes en las escuelas. En ese camino devastador, los van dejando sin presente ni futuro.
Ante este gobierno de Macri que paga la deuda externa con el hambre del pueblo, y ante el de Alberto que va a “renegociar” para seguir pagando, se demuestra lo que siempre dijimos: que esa deuda no sólo es trucha sino impagable. Por eso desde el MST “Teresa Vive” nos movilizamos para reclamar:

  • Trabajo genuino. Por un plan de viviendas y obras públicas para reactivar y generar empleo.
  • Por una ley de emergencia alimentaria que responda a las necesidades reales del pueblo.
  • Basta de despidos y suspensiones: que se repartan las horas de trabajo sin rebajar salarios.
  • Apertura de cupos y aumento en el monto de los programas sociales.
  • Que las centrales sindicales llamen a un paro general con movilización.
  • La deuda es con el pueblo, no con el FMI.

Último momento: repudiamos la represión policial que causó 17 heridos y varios detenidos en el acampe de movimientos sociales en la 9 de Julio.