Convocan acreedores / Ripoll: “Para Kicillof hay ‘bonos’ y bonos”

 

Tras la aprobación de la Ley Fiscal 2020, con la que descargan el ajuste impositivo sobre trabajadores y sectores medios, el gobierno de Kicillof ratificó la convocatoria a la totalidad de acreedores externos y su decisión de “cumplir con todos los compromisos”. Vilma Ripoll, dirigente del MST en el FIT Unidad, afirmó: “Esto significa aceptar pagarles US$ 570 millones que vencen en enero a los bonistas extranjeros. Eso sí, pidiendo amablemente a los especuladores que ‘de buena fe’, les mejoren los plazos. Está claro que para Kicillof hay ‘bonos’ y bonos. Porque a 200 mil estatales, enfermeras, profesionales de la salud o judiciales que perdieron más del 30% del poder adquisitivo y reclaman un urgente aumento, apenas si piensan darles un mísero bono de $4.000, en dos cuotas”.

Ripoll agregó: “Deben llamar ya a paritarias de docentes y estatales. Si en enero Kicillof destinara lo que quiere pagar de deuda externa a salarios, podría otorgar un aumento de $13.000 por mes, durante todo el año 2020, a los 286.638 cargos docentes bonaerenses. O construir 1.520 escuelas nuevas, lo que significa el 12% de los establecimientos educativos de la provincia. Esa plata equivale también a 22.000 nuevas viviendas, lo que implicaría construir dos ciudades como Ensenada y Magdalena, y permitiría generar 110 mil nuevos puestos de trabajo. Es necesaria una auditoria social de la monumental deuda contraída por Vidal. La plata de los bonaerenses debe ser para educación, salario, salud y empleo; no para los bonistas extranjeros”.