Campaña contra la Deuda, el FMI y el pacto con el gobierno: Algunos debates en la izquierda

La decisión del gobierno de enviar un proyecto al Parlamento con el objetivo de negociar el pago total de la deuda externa ilegitima y usuraria de nuestro país, lo llevó a votar en el Congreso esta ley junto a todo el macrismo. La consecuencia de esa votación sin grieta y de los acuerdos que vendrán con el Fondo y con los buitres será más ajuste para nuestro país. La eliminación de la movilidad de los jubilados, el pedido que lxs trabajadorxs no pidamos aumento y en Buenos Aires la decisión de negarles un aumento ya acordado, son las primeras muestras de lo que se viene.
En torno a ese debate nacional llevado al Parlamento, solo el FIT-U votó en contra y se movilizó a las puertas del Congreso repudiando esta nueva entrega y difundiendo una declaración política nacional entre los trabajadores y la juventud. Este hecho puso en evidencia la importancia política de la presencia de la izquierda unitaria anticapitalista y socialista organizada en nuestro frente. Mientras todo el arco político oficialista y opositor se encuadró en pagar esta deuda ilegitima, solo la izquierda dijo no, manteniendo una posición coherente e histórica frente a la estafa de la deuda.

Sectarismo y falseamiento de la realidad

En el acto realizado a las puertas del Congreso todas las fuerzas del FIT-U coincidimos y propusimos organizar una gran campaña contra el pago de esta deuda fraudulenta. (1) Como parte de esa campaña, desde el MST participamos de la radio abierta de una serie de personalidades y organizaciones autoconvocadas “por la suspensión del pago e investigación de la deuda externa” donde desarrollamos nuestra crítica a la deuda y al pacto entre el gobierno y FMI. Una sencilla acción común callejera, detrás de una consigna correcta y que incluyó la firma de un pronunciamiento unitario reclamando la suspensión del pago de la deuda. Esta acción ayudó a poner en escena esta pelea, en momentos en que se estaba tratando el proyecto pro-pago en el parlamento y se incrementaba este debate en la opinión pública.
Por nuestra participación en esta iniciativa hemos recibido una insólita crítica de otros partidos del FIT-U, PO y PTS, incluso escribieron artículos fabricando una caprichosa polémica alrededor de si tendríamos una “tercera posición”.
Primeramente el PO, en una nota firmada por E. Salas, dice que esta actividad sería supuestamente “incompatible” con la política del Frente porque la declaración convocante no contiene la totalidad de los puntos que levantamos en la declaración del FITU, porque supuestamente “coloca al gobierno del mismo lado que quienes cuestionan el pago de la deuda” y porque algunos de sus centenares de firmantes son afines al gobierno. (2)
Luego fueron los compañeros de PTS quienes en su web dicen que habríamos cometido un “nuevo error” porque: “el MST firmó la declaración de los “autoconvocados” y participó de un acto con ellos horas antes del acto que realizó el FIT-U en las puertas del Congreso cuando se trataba la ley de salvataje de la deuda”… sin avisar “a la Mesa del FITU”. (3)
En sus consideraciones expresan no solo visiones sectarias sino hechos que no se condicen con la realidad.
Por un lado se dice que el texto de Autoconvocados no critica al gobierno. Y está claro que, pese a ser una breve y limitada declaración de unidad de acción contra la deuda, es globalmente correcta.

En la declaración de Autoconvocados se critica expresamente el proyecto del gobierno porque deja “de lado cualquier cuestionamiento a la legitimidad de las deudas acumuladas y del acuerdo con el FMI y dándole vía libre al ejecutivo a negociar cómo seguir pagando…” critica que el gobierno “anuncia su intención de renegociarla tan rápido como sea posible, con negociaciones poco transparentes y sin adecuada información pública” …plantea que “es el momento de poner en cuestión su origen y su uso, así como los condicionamientos que impone el FMI junto a los demás acreedores, denunciar el acuerdo con el FMI y a la deuda como mecanismo de dominación”. También denuncia la “aplicación de políticas de saqueo, contaminación, exclusión y pérdida de derechos laborales y sociales…” reclama “suspender todo pago y el acuerdo con el FMI y exige “¡QUE PAGUEN LOS QUE SE BENEFICIARON DE LA ESTAFA DE LA DEUDA!”
En su afán polémico, los compañeros olvidan que la consigna “Suspensión del pago e investigación” que es el eje del texto, es claramente contra el gobierno que la quiere pagar sin investigar. Entonces: ¿Qué problema hay de participar en una radio abierta bajo esa consigna y ahí expresar el conjunto de la política que levantamos en el FITU? En segundo lugar es obvio que una breve declaración por la suspensión del pago de la deuda sea parcial y no comparable a las declaraciones del FITU que expresan un acuerdo político programático muy superior. Pero para hacer unidad de acción en torno a una consigna correcta no se puede obligar a los demás sectores que compartan la totalidad de la política que lleva adelante el FITU.
La base esencial de hacer unidad de acción, como cualquier trabajador sabe, es acordar la consigna central aunque haya debates en otros temas, mantener la independencia política de plantear y debatir las posiciones propias en ese marco unitario y tener como centro impulsar la movilización más grande posible, que es un elemento imprescindible para derrotar la política de pagar la deuda y el ajuste en curso. Todas condiciones harto presentes en la actividad en la que participó nuestro partido.
Detrás de las falsas acusaciones y polémicas, ni el PO ni el PTS responden a lo esencial: la consigna convocante ¿es o no correcta?, la actividad que se hizo frente al Congreso y repudió expresamente el proyecto que se votaba adentro ¿favoreció o no la movilización contra la política del gobierno?, la intervención nuestra en ese ámbito planteando la totalidad de puntos del FITU y convocando a una gran campaña unitaria ¿potenció o no la posibilidad de lograr esa campaña?; ¿postuló o no al FITU para acaudillarla? Estas son las cosas que no contestan, el ABC de la unidad de acción que parece no figurar en las agendas de los compañeros que manifiestan una notoria falta de vocación de disputa.
Como frutilla del postre, pretenden invalidar la iniciativa en cuestión por algunos de los firmantes. Quien suscribe cualquier pronunciamiento unitario, corre con el riesgo de entrar en contradicción con su propia política, no al revés. Si alguien firma contra el proyecto tratado en el Congreso y contra la deuda y quisiera defender al gobierno tendría una gran contradicción y un gran problema precisamente porque el gobierno la va a pagar sin investigar, serán estos sectores oportunistas y claudicantes quienes tendrán que explicar la enorme contradicción que tienen entre lo que dicen y el gobierno que equivocadamente defienden.

Postular a la izquierda no es abstenerse de la disputa

De nuestra parte creemos que en base a una política correcta que es la del FITU no solo es lícito sino muy necesario desplegarla con fuerza y disputando a favor de la misma en todos los lugares que sea posible. Creemos que no hacerlo y no disputar en estos terrenos no fortalece a nuestro frente y les deja espacio y terreno a los sectores que tienden a conciliar más con el gobierno. En el fondo lo que sucede es que los compañeros de PTS y PO tienen una posición sectaria por no saber hacer unidad de acción y también abstencionista al no poner en disputa en otros ámbitos nuestra política común. Esto no es nuevo, es un rasgo autoproclamatorio que viene de antes. Solo por recordar un ejemplo: ocurrió lo mismo cuando tiempo atrás se hizo la Cumbre del G20 y se conformó un espacio de unidad de acción en contra y el entonces FIT no participó como tal de ninguno de sus eventos, absteniéndose de desarrollar sus posiciones allí, cuando incluso no había en esas actividades nadie que apoyara al gobierno de entonces.
En medio de este debate y frente a la llegada del FMI la próxima semana, nuevamente nos reunimos en nuestro frente el día jueves y hemos sacado de común acuerdo una nueva y muy correcta declaración política que anuncia que el FITU se movilizara y realizara un acto en Plaza de Mayo el miércoles 12 contra la presencia del FMI y el pacto del gobierno con este organismo. La declaración incluye, a propuesta del MST, el llamado a otras organizaciones a movilizar juntos ese día. Producto de ello se logró una reunión del FITU con un grupo de organizaciones que son firmantes de la declaración de “Autoconvocados”, proponiéndoles confluir con nuestra movilización y no con la que están llamando los sectores afines al gobierno como la CTEP, CCC/PCR, Barrios de Pie, Evita, algunos sindicatos y otros que marchan el mismo día contra el FMI pero en apoyo a Fernández y su negociación. Será decisión de las organizaciones con quienes nos reunimos ayer si finalmente se animan a marchar en forma independiente con la izquierda o ceden al gobierno, y lógicamente criticaremos con fuerza a quienes cedan. Pero es muy correcto estar haciendo este intento unitario que no arrancó solo en la reunión que hicimos este viernes, sino en la correcta decisión del MST de participar en la radio abierta donde comenzamos a intentar esta política de acercarlos a las posiciones del FITU y de venir dando los debates y proponiendo una gran campaña.
Esta política se puede lograr o no, pero si queremos postularnos y hacer más grande el FITU tenemos que intentarlo. La política equivocada que nos propone PO y PTS es que nos sentemos a mirar desde afuera en vez de intervenir activamente para desarrollar nuestra política y la mayor unidad de acción en la calle contra el FMI y la política del gobierno de Fernández
Esta polémica sobre cuestiones políticas y tácticas hay que ubicarlas en ese plano sin escribir con cierta histeria, como hace PO al decir “que la actividad del MST es incompatible con la política del FITU”, cuando se está demostrando lo opuesto. Para debatir sanamente no hay que hacer definiciones completamente irreales y desproporcionadas que se caen por su propio peso ya que el FITU, con el MST como importante protagonista, seguirá junto y en la calle defendiendo el conjunto de nuestra política común.
Para terminar no queríamos dejar de mencionar que el “PO Tendencia” de Altamira se metió en esta polémica con el solo objetivo de actuar sobre la crisis de conjunto y en curso del PO. En su escrito no hace ningún aporte a este debate ni a la lucha contra el FMI y el gobierno de Fernández. Tan solo escribe falsedades pasadas y presentes que muestran que el “nuevo grupo” sigue teniendo la misma lógica sectaria y falsificadora de sus orígenes. Aunque pretenden diferenciarse y se chicanean mutuamente la Tendencia y el PO oficial, siguen compartiendo la misma incapacidad de desarrollar actividades de unidad de acción cuando hay una tarea concreta como la lucha por el no pago de la deuda que lo amerita. En esto, aparecen como dos caras de la misma moneda.

Por una gran marcha el 12F contra el FMI y la política del gobierno

Estas polémicas, como otras que pudieran surgir en el futuro, son lícitas y expresan que nuestro frente tiene un fuerte y sólido acuerdo programático y político y a la vez en ocasiones existen matices y diferencias que no hay que esconder sino discutir tratando de sacar conclusiones de manera positiva, porque el FITU es la mayor expresión de unidad de la izquierda y tenemos que hacer los mayores esfuerzos para que gane más peso y fuerza el periodo que viene. Justamente los debates que colocamos nosotros tienen que ver con la necesidad de potenciar el protagonismo del Frente en los procesos de la realidad. Comenzando por hacer una gran movilización y acto el miércoles que viene contra la presencia del FMI y la política del gobierno de pagar esa ilegitima y fraudulenta deuda externa. Y continuando por desarrollar una dinámica y unitaria campaña que potencie a la izquierda y al FITU frente a millones de trabajadores y sectores populares y la juventud.

Sergio García y Guillermo Pacagnini

(1) https://mst.org.ar/2020/02/05/por-una-gran-campana-de-repudio-a-la-deuda-y-al-fmi/
(2) https://prensaobrera.com/politicas/67367-no-hay-una-tercera-posicion-respecto-a-la-deuda
(3) https://www.laizquierdadiario.com/No-se-puede-enfrentar-la-estafa-de-la-deuda-y-apoyar-la-politica-del-Gobierno