Bed Time (Gral. Pacheco): Ni despidos ni rebaja salarial

La patronal que se presenta a si misma como el mayor fabricante de colchones del mundo (marcas SEALEY, TEMPUR y BED TIME), aprovechó la pandemia e intentó chantajear al cuerpo de delegados y a los trabajadores, condicionando el pago de las quincenas trabajadas, a cambio de una reducción del 50% de los salarios y del despido del 45% de la nómina de compañeros de la planta. Una verdadera extorsión, como las que nos tienen acostumbradas las patronales en estos tiempos de coronavirus.

El gobierno nacional se llena la boca hablando de prohibiciones de despidos y el ministro de trabajo le dice a la población que nos quedemos tranquilos porque no va a haber despidos. Pero ese mismo Ministerio de Trabajo está dilatando la convocatoria a una audiencia, ante la denuncia realizada por el cuerpo de delegados de Bed Time, con la excusa infantil de que hay “problemas operativos” para la implementación de la teleconferencia para la audiencia. Y mientras tanto dejan correr el chantaje de las patronales y el sufrimiento de los trabajadores y sus familias.

Ante esta situación, los trabajadores de Bed Time y su cuerpo de delegados, resolvieron mantenerse en Asamblea Permanente en la fábrica, cuando la patronal no depositó la segunda quincena de marzo ni la primera de abril. En estos días, y a pesar de la lluvia, los trabajadores siguen firmes y mantienen la exigencia a Ministerio de que obligue a la patronal a abonar salarios e impida los despidos. Los trabajadores de Bed Time pertenecen al sindicato del plástico, UOyEP zona norte.

La fábrica está ubicada en el parque industrial de El Talar de Pacheco, junto a Metalsa, Lear, Hasar, Praxair, Medix y otras. Bed Time está exceptuada de la cuarentena, y los trabajadores nos cuentan que podrían fabricar miles y miles de colchones y al ser una industria de los llamados servicios esenciales, se podría poner toda esa producción al servicio de hospitales y de los sectores más necesitados de la población.

Desde ANCLA-MST nos hicimos presentes para acompañar la lucha de los trabajadores y ponernos a su total disposición en esta pelea contra una patronal voraz que aprovecha este momento para chantajear y extorsionar a sus trabajadores. Nos comprometimos con ellos y con el cuerpo de delegados a difundir la lucha y los reclamos, y sino hay respuestas del gobierno nacional y provincial, desde la semana próxima acompañar todas las medidas de lucha que decidan los trabajadores.

Sergio Katz