Escándalo en Santa Fe: El arzobispado quiere ocultar los abusos

En las últimas semanas estalló un escándalo en la provincia ante un mecanismo de denuncias  de abusos sexuales interno de la iglesia Católica, presentado por el mismo arzobispado de Santa Fe y Rosario. Se trata de que la víctima acuda a través de una carta o vía correo y luego será citade ante la misma iglesia para verificar su denuncia.

No tardaron en llover críticas, hasta una denuncia penal por un abogado rosarino, quien denunció a los arzobispos Sergio Fenoy (Santa Fe) y Eduardo Eliseo Martín (Rosario) por “usurpar funciones del Estado”, lo que los obligó a publicar comunicados. Ambos arzobispos aluden en su defensa a la carta apostólica “Vos estis lux mundi” conocida el año pasado en el mes de mayo por la cumbre vaticana y el Papa Francisco donde detalla qué hacer en la iglesia ante casos de abusos.

Todo un verdadero disparate que lo único que pretende es seguir encubriendo a abusadores de menores y mantener bajo secreto interno de la misma Iglesia Católica todos los archivos de denuncias de abusos para que la pedofilia clerical sigue bajo manto papal y no salga a la luz.

El tapaboca de la Iglesia son los abusos

Hay una clara intencionalidad en este mecanismo que quieren implementar y no es para nada ingenua. Ante el avance de escandalosas denuncias de pedofilia clerical en el mundo y descreimiento y perdida de fieles, es lógico que desde el vaticano desde el año pasado intenten ubicarse como preocupados y que quieren atender el tema.

Ahora bien, es de público conocimiento  el ocultamiento sistemático del clero y el aval vaticano  al negar e incluso hasta de justificar la pedofilia y el abuso de menores.  Hasta Documentales en Netflix reflejan cómo la Iglesia ha destruido pruebas con total impunidad. Sin ir más lejos, como sucedió en la provincia de Santa Fe (Reconquista) el año pasado, con el caso del cura pedófilo Néstor Fabián Monzón, que fue condenado en diciembre de 2019 a 16 años de prisión y encubierto por la iglesia desde el inicio.

Por eso es clave no depositar ni una cuota de confianza en la Iglesia Católica, por más que intente disfrazarse el lobo de oveja, nada bueno puede venir de la enemiga mayor de los derechos de las mujeres, las disidencias y de las infancias.

Propuestas para combatir los abusos y la impunidad

A diferencia de los sectores afines al clero, desde Juntas y a la Izquierda y el MST construimos un feminismo socialista, disidente y rabiosamente anticlerical.

Para de verdad combatir la pedofilia clerical proponemos:

Como plan integral para lograr el Estado Laico, hay que eliminar todos los subsidios del Estado a la Iglesia Católica y a toda la educación confesional.

En lo inmediato, proteger a les niñes y adolescentes prohibiendo por ley a los curas estar a solas con menores. Además para romper con los pactos de silencios en el seno de la Iglesia y terminar con la impunidad clerical: Hay que exigir que abran todos los archivos y anulen el “secreto pontificio“. Para eso es clave crear una comisión investigadora independiente integrada por sobrevivientes y familiares. Y un fuerte castigo a todos los culpables.

Jime Sosa y Fer Gutierrez

Dirigentes de Juntas y a la Izquierda y el MST, Provincia de Santa Fe.