Neuquén: La salud en terapia intensiva

“Necesitábamos ganar tiempo para que nuestro sistema de salud esté mejor y pueda atender a todos los argentinos” esta frase nos dejaba Alberto Fernández en la conferencia de prensa que realizó el 26 de junio pasado. La realidad es otra, Neuquén un claro ejemplo.

En las últimas horas, trabajadorxs del Castro Rendon (el hospital más grande de la Patagonia) denunciaron, entre otras cosas, que ya no hay choferes de ambulancias disponibles por la cantidad de casos positivos y los aislamientos preventivo y que el 12% de los casos en Neuquén corresponden a trabajadorxs de la salud (por encima de la media nacional).

Esta situación viene a agravar el panorama en la provincia, donde ya había 17 casos en el SIEN (Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén), en ADOS son 14 lxs confirmadxs y se suman casos en otras clínicas como la Pasteur y Maternidad San Lucas.

Lejos de responder a los reclamos de lxs trabajadorxs, tanto el gobierno provincial como los dueños de clínicas privadas, han avanzado en la persecución a quienes denuncian todas estas irregularidades. Así sucedió en la clínica Cutral Co, donde son 27 lxs trabajadorxs que no cobran sus salarios, en ADOS con la suspensión sin goce de haberes de Julio Villalba, enfermero que se encadenó a la clínica exigiendo la desinfección o el constante amedrentamiento que sufren en el Castro Rendon lxs trabajadorxs por parte de la dirección del hospital y la burocracia de ATE Neuquén. Por estas situaciones el 16 de julio lxs trabajadorxs del Hospital Castro Rendon harán un paro de 24 hs, mientras la burocracia duerme la siesta.

Sistema único ya

Estos datos demuestran la desidia del gobierno nacional y el provincial. Tuvieron semanas, meses para tomar medidas concretas, para aumentar el presupuesto de salud, para comprar los elementos de bioseguridad necesarios. Pero nada de esto pasó, las consecuencias están a la vista de todxs. Los gobiernos dedicaron sus “esfuerzos” a salvar a las grandes empresas con plata que es de todxs, mientras a la primera línea contra la pandemia la dejaron a su suerte.

Desde el MST en el FIT-U sostenemos que es urgente aumentar el presupuesto para salud, contratar inmediatamente el personal de salud necesario con salarios dignos, que el Estado garantice los EPP, realizar testeos a todo el personal de salud junto a avanzar en la confirmación de un sistema único de salud estatal, público y gratuito para terminar con el lucro de las clínicas privadas, así como también declarar de utilidad pública todos los laboratorios y la industria farmacéutica para garantizar la producción estatal de medicamentos.

Nico Mc Namara y Zahira Martín