Coronavirus en Santa Fe: record de casos y contagios en centros de salud

Es evidente que un aumento importante de casos de COVID-19 se está generalizando en nuestra provincia. Hoy sumó 35, la mayor cantidad desde el inicio de la pandemia y ya lleva 753 casos en total, con 11 muertes.

De conjunto, la realidad está demostrando que el avance de la transmisión del virus -que según las autoridades aún no es comunitaria- está superando las políticas de prevención, ya que la cantidad de testeos que se vienen realizando son absolutamente insuficientes y los elementos de seguridad para la mayorías de quienes salimos a trabajar quedan a cuenta de cada unx de nosotrxs.

Lo ocurrido hoy en Rosario en el ex-predio de la Sociedad Rural merece como mínimo nuestra atención. Recordemos que el lugar pasó de ser centro de aislamiento a ser albergue de personas en situación de calle desde que comenzó el invierno. Bastó que una persona proveniente de Buenos Aires hace 23 días diera positivo en COVID luego de hacerse el hisopado, para tener que aislar a otras 60 personas que permanecen en dicho predio, convertido otra vez en centro de aislamiento. El descuido de las autoridades hacia aquellos sectores de la sociedad más vulnerables se repite una vez más.

Párrafo aparte merece la situación en los centros de salud. En Rosario ya son 5 los lugares con casos confirmados de COVID: el Sanatorio Británico, el IPAM, el Sanatorio Español, el Centenario y también el HECA. La escasez de equipos de protección, que venimos denunciando desde hace meses, no solo no se ha resuelto sino que continúa y más grave aún en este contexto de aumento en los contagios. Son repetidos los casos en lo que si un paciente es asintomático se utilizan equipos de mediocre calidad y, si tiene fiebre o COVID confirmado, recién ahí se nos otorgan equipos mejores. Otro problema transversal es el conocido pluriempleo: quienes trabajamos en la salud estamos más expuestos a contagiarnos y además al circular de un centro a otro nos convertimos directamente en potenciales portadores y transmisores. De ahí la exigencia urgente de un aumento de personal.

Alertamos que las autoridades provinciales y municipales, con Perotti y Javkin a la cabeza en línea con lo que hace el presidente, están más preocupados en seguir liberando más todavía la economía, lo que va a llevar objetivamente a un empeoramiento de la situación epidemiológica para las grandes mayorías. Seguimos insistiendo en la necesidad de una política de testeos masivos urgente y la garantía de derechos sociales para las y los trabajadores en general y los de la salud en particular.

Alejandro “Cacho” Parlante, trabajador y delegado del HECA Rosario.