Caso Facundo Castro: mensajes autoincriminatorios y encubrimientos

“Bueno quedate tranqui Janita nadie sabe que fuimos nosotros, aparte es como dice el jefe nosotros hicimos nuestro trabajo”. Son las palabras con las que el oficial de la bonaerense Mario Gabriel Sosa intenta tranquilizar a su compañera Jana Jennifer Curuhuinca, el 3 de julio a las 11:39hs. Ya cuando el caso se había mediatizado.

En el marco de la investigación por la desaparición forzada de Facundo Castro se dio a conocer el intercambio de mensajes vía WhatsApp entre oficiales involucrados en el caso, en particular el de Mario Gabriel Sosa y Jana Jennifer Curuhuinca. Sosa es el que sale en la última foto en que se ve a Facundo, de espaldas con las manos juntas hacia adelante como si estuviera esposado. Jana es la oficial que acompañaba a Sosa ese 30 de abril cuando detuvieron a Facundo a las 10am en el Cruce de Ruta 3 y San José Obrero de Mayor Buratovich.

En realidad la mayor parte de los mensajes, registros de llamadas y audios fueron borrados, los intercambios más importantes fueron eliminados y no quedó rastro de las conversaciones entre los oficiales involucrados y sus jefes a cargo. De hecho la foto en la que Sosa posa con Facundo de espalda antes de su desaparición forzosa también fue ocultada, los oficiales negaban haber estado con él. Recién cuando el caso se hizo mediático accedieron a mostrar la fotografía que demuestra que Facundo fue detenido por la policía bonaerense.

Entre lo poco que quedó aún hay algunos mensajes que son bastante contundentes y autoincriminatorios que, mínimamente deben servir para acelerar la investigación usando todos los recursos necesarios. Todas las pistas falsas y declaraciones falsas que usó la policía para confundir y esconder la verdad ya fueron descubiertas. La misma madre de Facundo denunció que entre las autoridades y la bonaerense existe un plan para, en caso de no poder esconder a Facundo, al menos salvar a los responsables y la institución.

A pesar de estos mensajes autoincriminatorios y de tantas otras pruebas, como el objeto de Facundo encontrado en la comisaría de Origone, el fiscal a cargo, Ulpiano Martínez levantó la orden de detención sobre Sosa y Curuhuinca que él mismo había ordenado el 31 de julio pasado.  Además, Martínez aún no autoriza un nuevo rastrillaje para seguir buscando más pruebas y encontrar a Facundo, con excusas y maniobras juega a seguir ganando tiempo en su rol encubridor.

Para nosotrxs está más que claro, Facundo fue desaparecido por la policía bonaerense. Si el caso ya no fue aclarado es porque desde arriba están poniendo todo tipo de trabas para encubrir y proteger no sólo a los responsables directos, sino principalmente a las instituciones represivas. Sólo en lo que va de la cuarentena se contabilizan casi 70 asesinadxs por gatillo fácil, la mitad de esos casos son en el AMBA.

¿Alberto Fernández y Kicillof no saben de estos casos? Es imposible. Evidentemente, también encubren a las fuerzas represivas. En todos estos casos, incluido el de Facundo, el Estado es responsable. En ese sentido el más peligroso y que sigue alentando al uso de la mano dura contra lxs pibes pobres y lxs trabajadores es el ex cara-pintada Sergio Berni, por eso exigimos su inmediata renuncia. Mientras no haya un cambio real van a seguir ocurriendo los casos como el de Facundo Castro. También vemos necesaria la conformación de una Comisión Investigadora Independiente compuesta por organizaciones sociales, barriales y de derechos humanos, además de personas reconocidas e intachables de la sociedad civil que nada tengan que ver con los que hoy están a la cabeza, ponen trabas a las investigaciones y encubren a los responsables.

Hoy, lunes 10 de Agosto estuvimos impulsamos un tuitazo en común las juventudes de las organizaciones que conformamos el Frente de Izquierda Unidad. Junto a los familiares y amigos de Facundo Castro exigimos su aparición con vida, pedimos la renuncia de Sergio Berni y responsabilizamos al Estado.

Carlos Mareko

Reproducimos a continuación, el intercambio de mensajes entre los oficiales y sus colaboradores

Diálogo entre Sosa y Flores; 16 de junio:

Sosa: Él la está pasando bomba en otro lado y la familia pensando que le pasó lo mismo que a Maldonado, ja.

Flores: Espero que aparezca porque la última en verlo fui yo, por querer hacerle una gauchada y acercarlo.

Sosa: Sí, vos y nosotros, encima la madre remarca en todas las publicaciones que la policía de Burato lo vio por última vez.

Flores: Ah bueno, me quedo tranquila jajaja, igual la poli de Origone creo que también lo identificó. ¿Qué sabés de lo tuyo, pudiste averiguar algo?

Sosa: Jajaja, vamos a ir todos presos, pero eso no lo dicen en ninguna parte.

Diálogo entre Sosa y Curuhinca; 19 de junio:

Se comunican para establecer en qué punto exacto detuvieron a Facundo, porque así lo requería el rastrillaje que se pensaba hacer con los perros del K9 de Punta Alta. Curruhinca le envía la foto de Facundo de espaldas a cámara frente a la camioneta policial, con sus manos juntas como si estuviera esposado, y su mochila frente al vehículo. “Ahí lo paramos pero ahora no me ubico, jaja”, dice Curuhinca. “Soy fachero, jaja”, responde Sosa.

Comunicación entre Sosa y Curuhinca; 3 de julio:

Jana Curuhinca le envía un link con una nota sobre la desaparición de “Astudillo”, y luego le reenvía un audio de su jefe el cual dice que se quede tranquila que ellos hicieron bien su trabajo, y que no hay nada que los pueda señalar como autores de una desaparición forzada: “El fiscal Dimas dice que el federal nunca le pidió la causa ni le avisó nada, no te preocupes porque está todo muy bien hecho y no nos va a traer problemas ni a vos ni a Grillo (Fernando Grilloni de la segunda de Pedro Luro a cargo de la búsqueda inicial) ni a Sosa ni a nadie (…) acá no ha pasado nada por el estilo, gracias a dios puedo decir que cierro los ojos y se con quién estoy laburando”.

Curuhinca le expresa su preocupación de que los desafecten durante la investigación, a lo que Sosa le responde “no creo, que se dejen de joder”.

Curuhinca: “Sí, por eso, pero como dice que tres testigos vieron como lo subíamos al patrullero en Burato y lo llevábamos eh y como lo hostigamos y toda esa cosa digo bue (…) yo preguntaba para no venirme ver el sogazo de golpe, estar alerta aunque sea para tomarme unas vacaciones jaja”.

Sosa: “Tendríamos que pedir las declaraciones por las horas y fechas, ja, porque yo ahora ni me acuerdo”.

Curuhinca: “Sí, tenés razón, por si tenemos que declarar en Médanos. Nos salvamos de hacer operativo para buscarlo porque no podemos estar en contacto con la investigación”.

Chat entre Curuhinca y alguien agendado como “Contra Alee”; 5 de julio:

Contra Alee: “En Página12 te nombraron a vos y a Sosa, ¿lo leíste? Los mandaron al frente mal.

Curuhinca: “Sii, el hijo de puta de Peretto nos conoce, nos dio clases en la escuela”.

Contra Alee: “Cuando se cierre el caso y se encuentre el pibe le haría juicio por daños e injurias y perjuicios. Sí, un sorete”.

Curuhinca: “Qué vergas que son”.