Cele Fierro: el gobierno posterga la ley de aborto una vez más

Publicamos a continuación, la editorial que Cele Fierro realizó anoche en su programa “Dar vuelta todo” sobre un importante tema de actualidad; el aborto legal. Dejamos la versión en video y la desgrabación del contenido expresado con sus opiniones y propuestas.

#DarVueltaTodo: Aborto legal, no puede esperar más

#AbortoLegal: no puede esperar más ⚠️Una vez más, el gobierno posterga la aprobación de un derecho elemental para cientos de personas gestantes, y nos sigue condenando a la clandestinidad. ¿Por qué? En #DarVueltaTodo, lo debatimos, y nos organizamos para #QueSeaLey 💚👉🏽 Seguí el programa todos los martes desde las 20 hs por Facebook y YouTube del MST Movimiento Socialista de los Trabajadores

Posted by Cele Fierro on Tuesday, August 18, 2020

El 8A se cumplieron 2 años desde que los dinosaurios del Senado decidieron frenar la ley de interrupción voluntaria del embarazo; nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Decidieron por encima de lo que expresamos millones en las calles de todo el país. Ahí se vio como jugaron todos los sectores antiderechos, y como cedieron desde los distintos espacios de la política tradicional a las presiones clericales. Pero nuestra lucha siguió, sigue, ya que ahora el gobierno nacional que dijo que este año el aborto iba a ser legal, sigue poniendo excusas.

Es bueno hacer un poco de memoria, porque nuestra pelea por el aborto legal tiene historia, y no la pueden frenar.

Hasta el 2018 con la irrupción de la ola verde, podemos decir que no era una pelea masiva. Igual siempre hubo fechas en la agenda de lucha del movimiento de mujeres, donde exigíamos el aborto legal. De hecho en nuestra corriente la tenemos en nuestra plataforma política desde el regreso de la democracia. Pero fue al calor de la nueva ola feminista mundial, que en nuestro país inició con las enormes movilizaciones por Ni Una Menos, contra los femicidios, siguió avanzando y masificando cada una de nuestras demandas.

Y así llegó el 2018, febrero, cuando el macrismo abrió el debate, utilizando un tema que creía tabú, para tapar el brutal ajuste que venía aplicando. Pero, se equivocó, porque el aborto ya no era tabú y con un pañuelazo nacional el 19 de febrero se extendió la lucha en todo el país, y como dijeron algunos fue el tema que la calle le impuso a la política.

La Campaña nacional por el derecho al aborto, de la que somos parte, impulsó los martes verdes, rodeando el Congreso. Es este espacio con más de 500 organizaciones, la que ese año presentaba por séptima vez el proyecto, y era la primera que se le daba tratamiento. Previo a eso se cajoneo siempre.

Y fue así, con acciones callejeras masivas, que el debate se abrió, pero no solo en el Congreso, sino en todas partes y con un millón de personas en las calles el 13 de junio, después de pasar toda la noche rodeando el Congreso, logramos la media sanción, quienes estuvimos ahí hasta hoy nos acordamos de esa sensación, con lágrimas en los ojos, que lo habíamos logrado, una conquista colectiva y que nos daba la fuerza para seguir.

Y luego lo que ya sabemos, casi dos meses después en el Senado los dinosaurios votaron, y lo hicieron en nuestra contra. Y quienes creían que nos habían derrotado, solo ganaron un round y nosotres fuimos por más. A diferencia de Cristina que planteaba unir los pañuelos verdes con los celestes, nosotres los unimos con los naranjas, por la separación de la Iglesia del Estado. Y cada jornada de lucha, cada movilización se pintan de verde, y así será hasta que sea ley.

Y hablando, de hasta que sea ley, parece que vamos a tener que seguir esperando.

Antes de asumir el nuevo gobierno, Alberto Fernández dijo que este año el aborto iba a ser ley. Pero ya en la Casa Rosada, empezaron las excusas.

Primero en vez de dar tratamiento al proyecto de la campaña, ese que construimos colectivamente, ese que tiene media sanción y además tiene estado parlamentario… dijo que iba a presentar uno propio… y se prendieron las alertas… ¿Por qué no el de la campaña?

Y bueno, fueron pasando las semanas y se fueron despejando las dudas, el proyecto que quiere presentar el gobierno nacional está negociado con el Vaticano y los antiderechos. Y les digo porque; aparece la objeción de conciencia institucional, se quieren limitar las semanas para realizar la práctica, y además lo quieren presentan en conjunto con el denominado proyecto de los 1000 días, que es un proyecto para apoyar la maternidad. Lamentablemente, un sector de la campaña cede a estas maniobras y prefiere que se presente y se apruebe así.

Pero el 9 de marzo, el día que se iban a presentar…no pasó nada. Y luego, pandemia, cuarentena hasta que, la semana pasada salieron a la luz las declaraciones de Vilma Ibarra de Legal y Técnica, diciendo que no se va a tratar hasta que no termine la crisis por el covid. Una nueva postergación, y con excusas groseras.

Dicen que el Ministerio de salud está abocado a la pandemia y que no podrá estar en el debate para defender el proyecto. Que no pueden ponerse a buscar los votos que hacen falta. Que el sistema de salud está comprometido, parece que sería una carga… Y que no pueden permitir las movilizaciones que se van a producir porque son un riesgo…

Lo que no dicen es que esta decisión sigue condenando a las mujeres y personas gestantes a la clandestinidad. Y nosotras agregamos que son excusas que siguen priorizando la unidad con el Vaticano y no nuestras vidas. Todo lo que planteó Ibarra, ya decía, son excusas, porque hay especialistas de sobra para defender el proyecto, porque hoy el sistema de salud recibe internaciones por abortos sépticos, lo que se evitaría si fuera legal, con seguimiento y abortos medicamentosos, además que no se compite con los profesionales de la salud que atienden COVID. Pero, también dicen que no pueden juntar votos, entonces para el aborto legal no pueden juntarlos, ¿pero si para la reforma judicial? Son todas excusas.

Un Estado presente tiene que garantizar los derechos de todas, todos, de todes. Y este, nuestro derecho es prioridad.

En momentos donde vemos como se profundiza la violencia de género, tenemos que lamentar un nuevos femicidios cada día, los abusos, se calcula que van a aumentar los embarazos no deseados, y la ILE siguen sin ser efectiviza en todas las provincias. De hecho en CABA que conquistamos luego de bastante tiempo, Larreta la quiere restringir. En este contexto, el ministerio de mujeres géneros y diversidad, no incluyó en el plan bi anual contra la violencia nuestro derecho.

Porque los antiderechos presionan, porque el gobierno cede, nuestro lugar tiene que ser en las calles, Hoy empezamos los martes verdes virtuales hasta el 28S día de lucha global por el aborto legal en América Latina y el Caribe, y ahí tenemos que volver a las calles, por nuestro derecho. Porque algo que quedó claro aquel 8 de agosto es que las calles no se tienen que abandonar nunca. Es fundamental y es por esas acciones, por la lucha, las movilización, que hemos conquistamos nuestros derechos siempre, porque nadie, nunca, nos regaló nada. Y así lo vamos a conquistar. Sigamos peleando por el aborto legal y por la separación de la Iglesia del Estado.