¿Qué busca Duhalde con sus declaraciones?

En la noche del lunes 24 y hoy por la mañana, Eduardo Duhalde se despachó con ciertos comentarios polémicos sobre la situación del país. Pronosticó un golpe de Estado, la suspensión de las elecciones de medio término y una crisis peor que la de 2001.

Nicolás Zuttión

Durante la transmisión del programa Animales Sueltos y una entrevista radial que le realizaron por Radio 10, el ex presidente Eduardo Duhalde, sin ningún tipo de tapujos, dio sus pronósticos sobre el futuro político del país. Entre sus definiciones se encuentran frases como: “Es ridículo que piensen que el año que viene va a haber elecciones ¿Por qué va a haber elecciones? Tenemos un récord, la gente no lo sabe o se olvida: entre 1930 y 1983 hubo 14 dictaduras militares, presidentes militares“; “Estamos viviendo un momento pre anárquico y la anarquía tiene olor a sangre”; “se va a generar un clima peor al ‘que se vayan todos’, porque vamos a un escenario evidentemente peor que el 2001, ya que puede terminar en una especie de guerra civil“.

Todas las palabras de aquel presidente que supo hacer uso de las fuerzas represivas para combatir la rebelión abierta en diciembre de 2001, no tienen más que un espíritu de alerta hacia el gobierno de Alberto Fernández. La crisis en curso, con índices aún peores de los que se mantuvo en el año mencionado, vaticinan la radicalización que puede darse de la polarización social en Argentina. Sin embargo, la receta que propone Duhalde para hacer desaparecer los cimientos de un futuro “golpe de Estado”, no son más que la unión sin discrepancias de las fuerzas del actual régimen político. Aunque no lo vemos probable, desde ya rechazamos cualquier salida represiva o autoritaria. Como también rechazamos el camino que propone Duhalde.

Los llamados a la unidad nacional que realiza reflejan, de algún modo, la imperiosa necesidad de actuar mancomunadamente, de parte de los diferentes bloques burgueses, para poder someter al pueblo trabajador y las mayorías populares al plan económico de pospandemia. En última instancia, leyendo entre líneas, es la petición a un comportamiento similar al que presentó Cambiemos y el Frente de Todos en cuanto al pago de la deuda externa.

El aparato represivo en sintonía con Alberto

Las declaraciones efectuadas por quien fue uno de los responsables de los asesinatos de Kosteki y Santillán, indicaron un panorama de escalada represiva ante la profundización de la crisis. Pero lejos de ser esto música del futuro, es lo que se está vivenciado en el país. Es el gobierno de Alberto Fernández quien, por medio de una política de estado de reconciliación con las fuerzas, utiliza el aparato represivo para combatir la situación actual de crisis. Llegando al hecho de que hoy, según datos de la CORREPI, ya hay 92 personas asesinadas por el aparato represivo estatal[i].

Los nefastos comentarios de Duhalde, un personaje hasta hace poco elogiado por Fernández y el gobierno, lejos de querer estar al servicio de colaborar para resolver los dramas que acucian a los más golpeados por la crisis, son la expresión de un aviso para sostener el equilibrio burgués en medio de un panorama que alimenta la bronca de la clase trabajadora.

Mientras el gobierno ajuste y la derecha aprovecha el descontento para instalarse como alternativa, es tarea de la izquierda organizada en el FIT Unidad, postular una fuerte alternativa política opuesta a todos estos sectores. Por eso insistimos desde el MST en la propuesta de hacer sentir una gran tercera voz nacional, del sindicalismo combativo, la izquierda, los DDHH, el movimiento de mujeres, ambiental y de la juventud, organizando una gran acción nacional de lucha y por una salida distinta, sin ajuste y sin FMI, dejando de pagar la deuda externa y con impuesto a las grandes fortunas para que los capitalistas paguen la crisis.

[i] Cuarentena: 92 personas asesinadas por el aparato represivo estatal

http://www.correpi.org/2020/los-datos-de-la-represion-en-pandemia-al-9-8-2020/