Córdoba se sumó a la jornada nacional contra el acuerdo porcino con China

Mientras maniobran desde Cancillería para hacer pasar un acuerdo con China que no tiene licencia social, se multiplican las acciones de rechazo.

Este martes 1 de septiembre en distintas ciudades del país de forma simultánea el MST y la Red Ecosocialista realizaron acciones en frente de la Cancillería, Legislaturas y sedes de gobernaciones locales.

En Córdoba, a las 17 horas, frente a la Legislatura provincial se llevó adelante una intervención rechazando el acuerdo porcino y ecocida y también denunciando la intencionalidad de los incendios que castigaron a más de 45 mil hectáreas de monte nativo las semanas anteriores, para ampliar las fronteras agroganaderas -también necesarias para la instalación de las granjas de cerdos- y el desarrollismo inmobiliario.

Mientras el gobierno provincial de Juan Schiaretti está ansioso por la aprobación del proyecto y hace reuniones para que se instale alguna granja en la provincia, la concentración se llevó a cabo frente a la Legislatura, el lugar donde se concentra el poder político que toma las decisiones en nombre de la ciudadanía.

La legisladora por el MST en el FIT Unidad, Luciana Echevarría, apoyó  la acción y declaró: “El desastre ambiental que estamos viviendo es la consecuencia de la implementación de un modelo productivo que prioriza los intereses de los empresarios por sobre la vida y la salud de millones. Al monte lo incendiaron para seguir expandiendo la frontera sojera y prepararse para alimentar a los cerdos chinos. Estas granjas sólo pueden traer más contaminación y enfermedades. La causa de los incendios no es la sequía, sino el saqueo que impulsan sin grieta todos los gobiernos y espacios políticos, con excepción de la izquierda”.

Finalmente, agregó: “Estamos en una situación crítica desde el punto de vista socioambiental. Mientras las comunidades reclaman en defensa del territorio, Schiaretti negocia con el gobierno nacional la instalación de estas megafactorías. Hoy es más urgente que nunca defender la salud y el ambiente, por eso rechazamos este acuerdo y llamamos a la sociedad a acompañarnos”.

Guadalupe Limbrici y Gabriela Perri