SENAF Córdoba: basta de persecuciones y precarización

Hoy al mediodía en la puerta del Ministerio de Justicia de la provincia, nos concentramos para reclamar por la grave situación de las y los trabajadores de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) dependiente de ese ministerio.

Mientras asomaba el sol en un día que había comenzado lluvioso, nos fuimos reuniendo un numeroso grupo encabezado por los delegados y delegadas de ATE de la secretaría.

Estuvimos presentes diversas corrientes y organizaciones sindicales como UTS, organizaciones sociales y la Asamblea Ni Una Menos. También llegaron más de un centenar de adhesiones.

Ahí el delegado y la delegada del sector señalaron las pésimas condiciones de trabajo, bajos salarios y los maltratos de los funcionarios para amedrentar a quienes reclaman condiciones dignas de trabajo. En SENAF además hay un altísimo nivel de precarización laboral: más de la mitad de los y las trabajadoras del organismo están en negro como monotributistas la gran mayoría y otros como becarios e incluso falsos “voluntarios”. Estos últimos cobran 7700 pesos al mes por jornadas de 20 horas semanales y no cuentan con ningún derecho laboral.

En ese marco, una compañera monotributista que se desempeñaba en el área Penal Juvenil fue trasladada a un programa que trabaja con chicos y chicas en situación de calle. Se dirigió a sus jefes para pedir cobertura de riesgos de trabajo para ir a la calle y fue despedida el mismo día. También se produjo el traslado compulsivo y arbitrario a la localidad Malagueño de una delegada que se desempeñaba en la capital, violando todas las reglamentaciones vigentes sobre tutela sindical. Así trata el gobierno a trabajadoras y trabajadores esenciales que cumplen la función de resguardar los derechos de las niñas y niños y jóvenes vulnerados.

Quien encabeza esta política en el organismo es el secretario José Piñeiro con el amparo y apoyo del ministro Julián López. Hoy López se negó a recibir en una audiencia a los delegados, que entregaron un petitorio y quedaron en evaluar los próximos pasos.

Desde el MST nos hicimos presentes llevando el saludo de nuestras agrupaciones sindicales y de nuestra compañera legisladora Luciana Echevarría que en ese mismo momento estaba presentando un proyecto de declaración para denunciar esta situación y que sea tratada en el recinto. Señalamos que este no un caso es aislado sino una política general del gobierno de Schiaretti y dejamos planteada la necesidad de una gran unidad en las calles de la izquierda, las corrientes y organizaciones sindicales combativas, los movimientos sociales y de derechos humanos para torcerle el brazo al gobierno del PJ y dar vuelta esta política antipopular y antiobrera que ataca todos nuestros derechos en plena pandemia. Y nos pusimos a disposición para seguir apoyando la lucha de los compañeros y compañeras por la reincorporación de la compañera, la restitución de la delegada a su lugar de trabajo y plenos derechos para todos y todas.

Iván Sosa