Córdoba: antiderechos atacan el mural en homenaje a Paola Acosta

El grupo nacionalista anticomunista Núcleo Social Córdoba se adjudicó el ataque al mural en homenaje a Paola Acosta, víctima de femicidio en 2014.

Paola tenía 36 años cuando el 17 de Septiembre de 2014 estuvo desaparecida por 80 horas junto a su pequeña hija Martina, y finalmente fueron encontradas en una alcantarilla. Paola había sido víctima de un cruel femicidio y la pequeña Martina de casi 2 años logró sobrevivir. Luego de una ardua lucha por justicia, encabezada por su hermana Maru Acosta, militante del MST, fue condenado a prisión perpetua Gonzalo Lizarralde como responsable del femicidio.

Al cumplirse dos años del aniversario de este triste suceso, la familia de Paola, amigas y amigos, junto con militantes del MST realizaron este mural en homenaje, a pocos metros del Parque de Las Heras en Córdoba. Para Maru, el mural es un homenaje a Pao y a todas las víctimas de femicidio.

En el día de ayer el grupo nacionalista anticomunista “Núcleo Social Córdoba” se adjudicó el ataque al mural subiendo fotos en sus redes sociales donde se los ve colocando los carteles y arruinándolo, a sabiendas del mensaje simbólico detrás del mismo.

Al respecto, Maru Acosta expresó su preocupación: “Estos grupos dicen ser nacionalistas pero son antiderechos y se creen impunes, pretenden amedrentarnos pero no nos vamos a acobardar. Les molesta el mural de mi hermana porque es una representación de nuestras luchas, pero ellos tienen que saber que si lo destruyen mil veces, lo haremos mil veces más. Este no es solo un ataque a un mural es un ataque a todo el movimiento feminista y a quienes peleamos contra la violencia de género y por todos los derechos que nos faltan”.

En el mismo sentido opinó Luciana Echevarría, legisladora del MST en el Frente de Izquierda Unidad, quien agregó: “Estos grupos nacionalistas defienden el patriarcado y por eso les molesta tanto que estemos en la calle conquistando derechos y poniendo en jaque a todas las instituciones, la mejor manera de combatirlos es fortaleciendo nuestra lucha antipatriarcal. Vamos a seguir exigiendo aborto legal ya, presupuesto para combatir la violencia de género y sobre todo ESI con perspectiva de género en todas las escuelas, para que estás ideologías reaccionarias cada vez tengan menos lugar en nuestra sociedad”.

No es la primera vez que el mural de Paola recibe un ataque desde distintos sectores en contra de la lucha feminista, pero cada vez, fue vuelto a pintar. La sonrisa de Paola es bandera y es símbolo de la lucha de todo el movimiento de mujeres y la sociedad en contra de la brutalidad de la violencia machista que le quitó la vida. Con la perseverancia de quienes llevan esa lucha hace años, volverá a brillar todas las veces que sea necesario.

Corresponsal.