Sigue la campaña “1 dólar para Líbano” en fábricas de zona norte

El asesinato de nuestro camarada Abd Abbas en Beirut nos impulsa a redoblar esfuerzos en nuestra campaña de solidaridad con el Líbano. Por eso continuamos llegando a los obreros de zona norte del Gran Buenos Aires con nuestra campaña “Líbano no puede esperar. Un dólar para Líbano”.

Así como lo hicimos antes en la fábrica FATE, en Mondelez Pacheco, en Bed Time Pacheco, y en líneas de colectivos y hospitales, el 8/9 al mediodía estuvimos en Mondelez Victoria repartiendo volantes, con equipo de sonido y alcancías pidiendo solidaridad a quienes entraban al turno tarde y a los que luego salían del turno mañana.

Se repartieron volantes, con muy buena aceptación y, mientras estábamos realizando la actividad con banderas, sonido y pecheras de ANCLA, vino la policía por pedido de la patronal, intentando amedrentarnos. Nos preguntaron qué reclamábamos, les dimos un volante y los mandamos a ponerse barbijos porque no estaban respetando las medidas sanitarias obligatorias.

A pesar de esto la actividad continuó hasta las 14:30 horas con muy buena receptividad por parte de los trabajadores y muchos colaboraron en las alcancías y revisaban sus bolsillos y billeteras buscando plata para poder colaborar.

A muchos les sorprendió que hiciéramos una campaña por el Líbano, un país tan alejado para los obreros argentinos y, luego de entender nuestras explicaciones acerca del internacionalismo obrero, alguno nos llamó para poner plata a través de la reja (ya había entrado) y nos dio su nombre para continuar hablando.

Esta campaña solidaria con nuestros camaradas libaneses da sus frutos, no sólo en el sentido de que hay quienes colaboran económicamente, sino también recordándole a los obreros que somos una sola clase y que no tenemos fronteras entre nosotros porque tenemos un mismo enemigo sin importar dónde hayamos nacido o dónde vivamos. Y nuestro partido y la Liga Internacional Socialista somos  vanguardia en esto.

Isabel Morales