Les Invisibles

La vida de las mujeres en situación de calle en el país de la Piaf

Los acontecimientos más cercanos de Francia nos remiten a un ícono que desplazó durante largos meses a la propia torre Eiffel. Los chalecos amarillos se extendieron como un emblema de todos los luchadores del mundo durante el 2018. Y es que aquella sentencia en boca del común de la gente respecto de la vida despreocupada y holgada de los trabajadores de los países llamados centrales, de Europa o Estados Unidos cayó y sigue cayendo demostrando que bajo el sistema capitalista en el mundo, nadie se salva. Tarde o temprano la angurria lógica de la ganancia impone sus lineamientos políticos en cualquier punto del planeta. Esta voracidad arrasa con la dignidad, los derechos conquistados, la vida, el medio ambiente. En el marco de un entramado económico que no da respuestas a la humanidad en tanto que desnuda su crisis profunda y estructural, en la superficie se expresa con las políticas de los gobiernos. Todas en contra de las clases trabajadoras y populares, hablen en inglés, francés, castellano, árabe o chino.

Cuando el cine se propone reflejar algo de  esta realidad suele dar muy buenos productos. Luis Julien Petit es un director francés que acaba de estrenar un film de esos que hay que detenerse a disfrutar y con un plus, el de entrarle por la puerta de atrás a una cotidianeidad dura y en general velada para la industria del séptimo arte.

Les invisibles está catalogada como una comedia, por los giros graciosos dentro de la atmósfera de los que no tienen nada que perder, porque ya lo han perdido casi todo. Pero también es una historia que muestra la crueldad del sistema expulsor, machista, racista, patriarcal y la siempre formalidad de gobiernos que de avanzados y progresistas sólo el relato y el nombre.

Ellas, las descartadas

La situación de calle no es privativa de las veredas latinoamericanas, y en este film un grupo de asistentes sociales y voluntarias intentan dar albergue a un colectivo de mujeres que marginadas de sus vidas pasadas deambulan por la ciudad con bolsas y carritos. El lugar tiene que seguir ciertas normativas administrativas y metas que de no cumplirse será cerrado. La idea es que se “reinserten” en la sociedad productiva y que vuelvan a tener independencia económica hasta poder sostenerse. Fácil la solución de los departamentos de asistencia, sean de donde sean y sobre todo en estados de los llamados “benefactores”, mote que deviene de otras épocas, allá lejos y hace tiempo cuando el capitalismo tenía alguna migaja para tirar a las masas, circunstancia inexistente al día de hoy. Las mujeres acuden al lugar por las mañanas para higienizarse, conseguir ropas, algún corte de cabello. Y antes del anochecer deben retirarse. Sí, no tienen dónde dormir ya que una de las reglas les impide el pernocte, pero las normas son las normas “por el bien de ellas”. Por supuesto terminan habitando unas carpas montadas detrás de unos edificios que, claro, serán también desalojadas.

En una entrevista realizada por la agencia de noticias EFE, el director comenta que su objetivo era mostrar lo que se intenta ocultar por indiferencia y naturalización. Basó su guión en las líneas del libro de Claire Lajeunie “Sur la route des invisibles, femmes dans la rue”, quien se pasó meses viviendo con mujeres en esta situación.

Las actrices que encarnan los personajes son mujeres que han pasado por estas circunstancias en la vida real. Un trabajo excepcional que le demandó Louis un tiempo de coexistencia con ellas, para conocerlas y a sus historias. Decir que para protegerlas les recomendó que usaran seudónimos. Sólo dejar por acá que se estén atentos al personaje de Chantal.

Algunas preguntas que se abren al debate acerca de hasta dónde se pueden modificar el estado de cosas en profesiones como la docente, la de las asistentes sociales. Qué es, finalmente la sororidad, qué significa ser “útil” socialmente.

Si la Piaf viviese, creo que les hubiera hecho un tema especialmente dedicado. Por esas cosas de la identificación.

Para no perderla y verla en familia o con amigues.