Los banderazos, el gobierno y la izquierda

Este sábado se realizó un nuevo banderazo convocado desde las redes sociales y por distintos sectores. Al igual que en los banderazos anteriores en la acción participan fundamentalmente sectores medios y altos de CABA y algunas otras ciudades del país, y reciben el apoyo y difusión, explícito en algunos casos e implícito en otros, de referentes de Juntos por el Cambio y sus partidos; el PRO, UCR y la Coalición Cívica. En estos eventos se mezclan diversos sectores, entre ellos comerciantes en crisis. Pero el trasfondo de la convocatoria y su programa, tiene claros objetivos a derecha.

Cómo ha sido permanente en este tipo de banderazos, se mezclan diversas consignas y críticas contra el gobierno. Se ven mensajes y carteles contra la cuarentena, por la libertad, la república, la justicia, contra las restricciones a la compra de dólares, la quita de coparticipación a CABA, entre otros temas. Toda una mezcolanza de reclamos que expresa la polarización social y política que se vive en nuestro país. Patricia Bullrich activa participante dijo al inicio del banderazo de hoy: “No es todo desesperanza, no. Porque en cada marcha hubo una defensa irrestricta a esto valores; cada movilización fue y es un límite que le ponemos al gobierno, y les quiero garantizar que vamos a seguir marchando, siempre”.

Hoy en el Obelisco, en Olivos y otras ciudades se expresa una parte del descontento social, orientado y motorizado por la derecha política que hundió el país en los cuatro años anteriores y no tienen ninguna propuesta positiva. Critican la reforma judicial, pero defienden el modelo de justicia actual que es muy dependiente del poder político y permite todo tipo de impunidad y privilegios. Hablan del robo de los políticos y contra los corruptos, pero nada dicen contra Macri y su gobierno que desfalcó el país con negociados y corruptela a gran escala. Hablan de libertad y contra la cuarentena, pero nada dicen de los millones que no tienen la libertad de llegar a fin de mes o de conseguir un trabajo digno. De ese país real no se habla en estos banderazos, cuyos impulsores políticos desde las sombras, viven en el mayor de los privilegios y tienen nefastos intereses políticos y económicos.

El deterioro del gobierno

En medio de todo esto es evidente que el gobierno sigue deteriorándose frente a franjas grandes de la población, más allá de estos banderazos. A los sectores más conservadores y de derecha le cede permanentemente y así los envalentona, en una mezcla de ajuste y complicidad, ya que Fernández también favorece a grandes corporaciones. Y a quienes reclaman genuinamente y cada vez más, los ignora o los deja a la espera de medidas que nunca llegan. Veamos algunos ejemplos.

Con más de 600.000 contagios y más de 12.000 víctimas fatales, el gobierno no tiene ninguna política sanitaria seria. Ayer hizo anuncios donde no anunció nada y extendió una cuarentena que ya no es cuarentena. Todo sigue como si nada, aunque el problema se agrava nacionalmente, ya no le habla a la población el anterior “profesor” sino tan solo un breve video grabado con locución, evitando poner la cara ante el fracaso frente a un drama social evidente.

Junto con esto y tras cederle a La Bonaerense ahora también anunció nuevos aumentos a otras fuerzas represivas. Se invertirán millones en fortalecer todo ese aparato. Son los mismo millones que se les niegan a las y los trabajadores esenciales, que en la primera línea dan la vida frente a la pandemia al borde de la saturación. Para ellos no hay aumentos significativos, ni nombramiento de más personal, ni pase a planta de contratados, ni más presupuesto.

En su proyecto de presupuesto 2021 se acaba el ya insuficiente IFE, se anuncian miserias para los jubilados, no hay ningún cambio cualitativo para los magros presupuestos sociales. No hay planes de trabajo genuino ni un aumento general de salarios a la vista. Está todo pensado para poder cumplir con los millonarios pagos de deuda que negociarán en breve con el FMI, organismo que además opinará sobre el rumbo general a seguir.

El país vive una fuerte crisis económica, social y sanitaria de resultado incierto. Lo que es seguro es que se profundizará y vendrán nuevos capítulos de descontento, acciones de calle, disputas políticas fuertes, polarización y tensiones económicas. Vamos a un complejo último trimestre del año.

La izquierda, una tercera voz

Este jueves por primera vez en el último tiempo, la izquierda y sectores en lucha aparecieron en el escenario nacional con mayor visibilidad. Para eso hicimos un gran esfuerzo quienes además de ser parte de la movilización del sindicalismo combativo a Plaza de Mayo, también impulsamos después una acción, una tribuna abierta de la bronca, de la izquierda y los sectores en lucha en el Obelisco. Muchos medios nacionales y provinciales reflejaron la convocatoria impulsada en común por el MST y el PTS junto a diversa luchas por el salario, la tierra y vivienda, el trabajo, el ambiente, contra la precarización y el gatillo fácil.

Todas esas voces realizaron una caravana de autos con carteles de sus reclamos sociales y luego un importante acto con varios miles de concurrentes que cruzaron toda la 9 de Julio durante varias horas. Allí, en nombre del MST en el FIT Unidad, Cele Fierro entre otras cosas dijo: “esta convocatoria, es un primer paso, no se puede terminar acá, hace falta mucho más. Recién venimos de acompañar a nuestras y nuestros compañeros y a todo el sindicalismo combativo en Plaza de Mayo, pero como ya lo hemos planteado a otras organizaciones, incluso a compañeros del FIT Unidad, es necesaria la unidad entre lo político y lo social para transformar el país. Una expresión mucho más grande, unitaria, nacional, de toda la izquierda, el sindicalismo combativo y todos los sectores en lucha que estamos acá presentes. Esta acción tenemos que ponerla al servicio de todo lo que aún falta hacer, queremos que los compañeros que aún no lo ven, reflexionen al respecto, porque hoy más que nunca hace falta que se ponga en pie desde la izquierda un tercer polo político alternativo, frente al PJ y Juntos por el Cambio. No podemos permitir que los miles de descontentos con el camino elegido por el gobierno nacional, crean que la única alternativa es la derecha reaccionaria de Bullrich y Macri. Por eso nuestra responsabilidad es con el FITU fortalecer una gran alternativa política que confronte con el gobierno y la derecha, y se postule como alternativa política frente a millones, ¡esta es la gran tarea que tenemos! Hacer más fuerte una voz anticapitalista y socialista contra este sistema decadente y en crisis. ¡Somos las y los trabajadores quienes podemos gobernar este país!”.

Hoy, en medio de un gobierno que actúa en la improvisación, en claro beneficio a las grandes patronales en temas centrales y con el FMI de “amigo” negociando y aconsejando más ajuste. En medio de un nuevo banderazo de la derecha que calienta la calle pensando esencialmente en sus posibilidades electorales de mañana y para eso necesita polarizar la situación social. En medio de todo eso, la única tarea impostergable es fortalecer la tercera voz política que hace falta, la de la izquierda junto a todos los sectores que genuinamente salen a la calle por sus derechos sociales.

Hoy fue un sábado de banderazos. Mañana el gobierno explicará que todo va bien aunque es evidente que va mal. ¿No es hora de redoblar la apuesta desde la izquierda? ¿No podemos organizar una contundente y masiva acción nacional? Por supuesto que podemos, con normas sanitarias adecuadas pero garantizando la mayor masividad posible. Es muy necesario avanzar al impulso de nuevas y más grandes acciones en Buenos Aires y en todo el país. Lograr que se escuche muy fuerte la voz de una alternativa política independiente y con un programa anticapitalista y socialista integral, necesario para la crisis de magnitud que se vive. Preparemos nuevas jornadas donde la izquierda y los sectores en luchan sean los protagonistas. Sobre todo esto invitamos a pensar y a reflexionar a todas las compañeras y compañeros del FIT Unidad y a los miles de jóvenes y trabajadores que pelean hoy por sus derechos.

Sergio García

Director de “Periodismo de Izquierda”. Dirigente del MST e integrante de la Mesa Nacional del FIT Unidad.