Zona Sur: la primera línea en la calle por sus derechos

Personal de salud zona sur: ampliar, coordinar y ganar las calles por un salario y condiciones dignas.

En grupos heterogéneos, con ambos de diversos colores, cartelitos hechos a mano o en impresiones, las y los trabajadores de la salud del distrito ocuparon las calles que bordean el hospital. En la cabecera se despliega la bandera de arrastre Hospital de Quilmes en lucha. Algunos médicos llevan la del gremio CICOP. También está una línea de la CTA y corrientes políticas de izquierda, como la nuestra.

“Que el valor del personal de salud sea acorde al valor de su sueldo”

Personal de salud Autoconvocados

Son las doce pasadas, llegan las y los que faltaban y la movilización arranca con aplausos y cánticos sobre la situación. Recorremos Humberto Primo hasta Mitre, y luego vamos hacia la peatonal.
La estación más linda del año está dando una flor necesaria para el conjunto del movimiento obrero: la organización, el debate y la acción. En la experiencia, estos compañeros, sacaron la cuenta que la mayoría de las conducciones sindicales no han estado y hoy menos aún, a la altura de las circunstancias. Por eso se autoconvocaron y así se denominan.

La salud y sus trabajadores y profesionales la están pasando muy mal. Esa urgencia se transformó en estados asamblearios y estas manifestaciones que preludian una serie de movidas se abren y extienden en cada rincón donde dan batalla día a día a la pandemia del Covid y a la otra, la histórica, el abandono, la falta de presupuesto, los salarios de hambre, la falta de nombramientos.
Llegados a la avenida Irigoyen cortamos esa intersección para iniciar lo que sería un acto colectivo. Nos reciben unas compañeras con una bandera del hospital El Cruce.
Una de ellas, Yanett que toma la palabra, nos cuenta luego un poco más acerca de lo que allí ocurre.

– ¿Cuál es la situación de los enfermeros en el hospital?

En el hospital El Cruce salimos espontáneamente, sin sindicato, sin nada. Yo hace nueve años que trabajo ahí. Esta situación de la pandemia generó que trabajemos con la mitad del personal, muchos son de riesgo y están de licencia. Sumale que se agregaron un número importante de camas. Estamos sobrecargados.

– ¿Cuánto cobra hoy un enfermero y cuál es la conformación del sector hoy?

El trabajador está sobrecargado. Un enfermero está cobrando hoy 32 mil pesos y un licenciado 48 mil, por mes por 30 horas semanales con turnos de 6 horas. Los franqueros depende entre 24 y 36 hs. Pero el problema es que hay muchos compañeros que ya son licenciados y están esperando su recategorización. Eso es un aumento significativo. Los nuevos entran como contratados, pagando monotributo sin aportes ni beneficios, y sin saber si los van a pasar a planta permanente.

– El hospital El Cruce generó previo a su inauguración, y aún después, muchas expectativas como un lugar de alta tecnología y servicios. ¿Cómo manejan hoy esa contradicción?

Tal cual, está catalogado como el tercer hospital en importancia de Latinoamérica, uno de los mejores de zona sur. La gente piensa que cobramos muy bien y no tenemos problemas, por el marketing que tiene. A partir del reclamo del 1 de agosto, se viralizaron los recibos de sueldo, ahí se dieron cuenta que mal pagos estamos. Trabajamos con cantidad de pacientes complejos, trasplantados cardiovasculares, terapia pediátrica con 16 camas de las cuales 6 son de cardiovascular. Si exigís calidad de servicio y calidad de atención, nosotros exigimos calidad de salario. Para ingresar a este hospital tenés que capacitarte y eso lo pagamos de nuestros bolsillos. Cuando empezamos a trabajar el sueldo era más alto que el del resto, por esta complejidad. Pero ahora, sin desmerecer a nadie, estamos igual o peor.

– A nivel organizativo, a nivel gremio, ¿cómo es allí?

Yo estoy afiliada a uno de los gremios, que es la Asociación de Profesionales del Hospital El Cruce, un gremio interno. Teníamos expectativas, pero desde que autoconvocados salió a la calle, ellos no sumaron apoyo. Estamos esperando, sobre todo si se llama a un paro necesitamos representación legal. Y después está Salud Pública. Ate ya ni figura, pero entre los compañeros hay afiliados de todos estos gremios. Otros se desafiliaron.

– ¿Cómo ves lo que sigue? Vos dijiste recién, en la calle, que es muy importante que se unifique con el resto de los hospitales de la zona.

Yo creo que sí, no sé paro, pero sí que se viralice, que nos unamos para un objetivo común que es la reapertura de la paritaria con estos reclamos. Que podamos hacer una manifestación entre todos los hospitales, de Avellaneda, Berazategui, Quilmes en el cruce Varela.

También hablamos con Paola, del Hospital Iriarte.

– ¿Cómo empezó la movida acá en el Iriarte?

Tuvimos hace un mes una charla en los pasillos con los compañeros, porque estamos agotados, también luego de la muerte del doctor Lino, muchos compañeros contagiados que la pasaron mal, que aún no se han recuperado. Yo incluso me contagié, no la pasé mal, por suerte. La canasta familiar te cuesta el triple, el cuádruple. No te alcanza la plata. Algunos nos tuvimos que comprar los ambos.

– ¿De qué área sos?

Soy la jefa de estadísticas. Trabajo de de 8 a 10 horas por día. Tenemos que cubrir los lugares de los contagiados. El cansancio es general y de todos, médicos, enfermeros, vigilancia. Es de todos los días, y no atendemos sólo Covid, si no otras patologías. No tenemos lugar, está todo copado por el Covid. También nos impulsó la gente que se manifestaba. Y nosotros no lo hacíamos.
Centramos nuestros esfuerzos en nuestro trabajo, no contagiarnos y que no lo hagan nuestras familias. No hacemos reuniones, ni cumpleaños, ni nada. Empezamos a convocarnos en la esquina del hospital de a poquito y se fueron sumando. Ahora nos juntamos con la gente de El Cruce, y Yanett se comunicó conmigo.

– ¿Qué pasa con los gremios?

Nada. No nos sentimos representados por nadie. Sabemos que Salud Pública iba a acordar por un 12% ahora para el mes de noviembre, después un 3% para diciembre, un 12% para febrero. Pero es sobre el básico, y tenemos un básico de 12 mil pesos. Cuánto es de aumento? 1800? En cuotas serán 5 mil o menos. No nos sirve. Por eso tenemos que unirnos con los otros compañeros, porque estamos en la misma.

Entrevistó: Diana Thom