Editorial de Cele Fierro: se caen las caretas

Compartimos la Editorial del programa de anoche “Dar vuelta todo” conducido por Cele Fierro, referente del MST y el FIT Unidad. Allí desarrolla su visión crítica sobre la política actual del gobierno. Te dejamos el video y la versión desgrabada de esta editorial.

Hace semanas que la situación económica entró de lleno en escena, casi dejando en segundo plano a la crisis sanitaria en la que se encuentra el país producto de la pandemia. La semana pasada lo analizamos. Hoy vamos a intentar problematizar un poquito más la situación ya que hubo nuevas medidas, pero que benefician a los mismos de siempre.

Se caen las caretas podría ser el nombre de la editorial de hoy, porque por más que lo intenten dibujar, el camino que traza el gobierno es para beneficiar a los que más tienen.

Los datos de la última semana son alarmantes: la caída del producto bruto interno de casi un 20% solo es comparable a la de la crisis de 2001; el aumento de la pobreza que supera el 40% y en menores de 14 años supera el 50%, es decir que casi 6 de cada 10 niños en nuestro país son pobres; la pérdida de más de 3 millones y medio de puestos de trabajo. A lo que se suma la no apertura de paritarias, y las que sí se abrió, con propuestas completamente inferiores a la inflación creciente. Si a esto le sumamos que las medidas para la mayoría brillan por su ausencia y que las anunciadas por el gobierno son para beneficiar a sojeros, industriales y especuladores… no da, ¿no?

Les decía, se caen las caretas, estamos lejos de los discursos de “empezar por los de abajo para llegar a todos”, “la salud y la vida son la prioridad…” El gobierno ya eligió.

En vez de eliminar el IVA, no cobrarle el mal llamado impuesto a las ganancias a sectores de trabajadores, poner un fuerte impuesto permanente de los ricos, no… ¿sabes que definió? Darle más facilidades a las mineras y bajarle las retenciones al agro, a los grandes pooles de siembra. Para incentivar que vendan granos y entren dólares, ¿Pero saben qué? Los empresarios no están del todo conformes, quieren todavía más y especulan con más devaluación. Tan lejos quedó también el speech de la soberanía alimentaria. Tan lejos la expropiación de Vicentin.

A estos sectores de la economía concentrada, a la derecha política reaccionaria, no se la enfrenta cediéndole. Así solo le dan más y más fuerza.

El gobierno es incapaz de enfrentarse a esos poderes. Y se puede decir que por dos razones: 1 – porque defiende a esos sectores, por más que hablen de igualdad, equidad, puro discurso, los intereses por los que vela realmente son los empresariales, es su clase social y como tal la protegen. Y segundo porque para enfrentarlos, de verdad hace falta medidas que los confronten y a la vez organizar, concientizar, movilizar a la población; y les digo una cosa: el gobierno no toma ninguna medida contra las grandes corporaciones empresarias y financieras, pero además, le tiene más miedo a la población movilizada, organizada que a la derecha reaccionaria a quien le termina cediendo.

En este momento, donde la crisis avanza y pega fuerte, las medidas que hay que tomar son de fondo, y hay que tocar intereses.

Ante la crisis habitacional, ¿No hay que declarar de utilidad pública las miles de hectáreas disponibles como las de Guernica, expropiar y realizar un plan de obras públicas para la construcción de viviendas populares?

¿No hay que subir los impuestos de las viviendas ociosas, para empujar a que se pongan en alquiler, y así lograr que bajen los precios y además se aumenten la cantidad de viviendas?

¿Y por qué no se hace? Porque cuidan a quienes especulan con los negociados inmobiliarios. Tienen que saber que ante tantos males, hubo un triunfo contra esos negociados y fue que se suspendió la obra de IRSA en los terrenos ferroviarios de Caballito. Y no fue por decisión política, fue por la lucha. Pero sigamos.

Ante la crisis social monumental que estamos viviendo, ¿no es momento del salario universal de emergencia? …. Bueno, no solo que el gobierno no está discutiendo un salario universal, sino que en el proyecto de presupuesto 2021 eliminan el IFE, que ya era insuficiente. Mientras tanto, el impuesto a las grandes fortunas brilla por su ausencia, y en su lugar solo proponen un insuficiente aporte solidario que cada vez llega a menos ricos y no toca a ninguna empresa, ni banco ni a los grandes dueños de la tierra.

Un ejemplo más, el sistema de salud: ¿Por qué no se avanza en un sistema único? Nacional, estatal, gratuito y universal. ¿Este sistema, en el momento en que hay varias provincias al borde del colapso, no resolvería gran parte del problema? En un Sistema Único, la salud sería concebida como un derecho humano. Y no una prestación o una cobertura a pagar. Por lo tanto, cualquier persona de cualquier punto del país debería acceder a ese derecho con la misma calidad, independientemente de sus condiciones sociales y habitacionales. ¿Y saben porque no avanzan? Por las presiones de los empresarios de la salud. De nuevo, ceder, permitir que negocien con nuestra vida.

Ni les digo del lobby clerical contra el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Anti-derechos como el Papa que también está detrás de la negociación de la deuda con el fondo. El gobierno no es que no puede ir contra estos sectores, el gobierno no quiere. Que es muy distinto.

La conclusión evidente es que este gobierno del Frente de Todos no solo no derrota a la derecha, sino que le cede y le da cada día más oportunidades. Por eso más que nunca hace falta plantear algo distinto tanto de la derecha como también al gobierno. Una alternativa que proponga otro modelo político, económico y social.  Que arranque por animarse a romper con el FMI, nacionalizar la banca y el comercio exterior, entre otras medidas. Y esto solo la izquierda, y desde el FIT Unidad, lo proponemos e impulsamos. Por eso es el único sector político que puede ser una tercera opción.

Este proyecto es el que levantamos las y los socialistas, y no solo lo explicamos, debatimos, sino que ponemos el cuerpo para llevarlo adelante. A éste proyecto, que defiende de verdad la salud, la vida, los territorios, es al que tenemos que hacer cada día más fuerte. Y es a este proyecto al que invitamos a que se sumen todas aquellas compañeras y compañeros que en un primer momento vieron como favorable el nuevo gobierno, que lo vieron con algún tipo de ilusión, de expectativa y hoy se están dando cuenta del camino que ha decidido tomar. Bueno, hacer fuerte este proyecto, lo queremos hacer de manera conjunta, apoyando cada lucha y levantando una alternativa de poder. Desde el MST en el FIT Unidad nos organizamos para que las y los trabajadores, los sectores populares y la juventud, tomemos las riendas de nuestros propios destinos.