Derrumbe en obra del Hospital Italiano

El día 4 de abril se derrumbó un andamio de más de 500 kg, chapas, fierros, cascotes, maderas y cables de acero de la mega obra que realizan los responsables del hospital en su propio predio. De puro “milagro” ningún trabajador o trabajadora fue alcanzado por alguno de estos elementos letales.

El Hospital Italiano viene construyendo y ampliando su capacidad productiva continuamente. Para poder mantener este ritmo a toda máquina, implementa desde hace rato la política de construir encima de donde se está laburando. Esto ha sido reclamado en varias oportunidades y siempre han minimizado los problemas. Se autojustifican internamente de que está todo bien que no hay problema.

La vida en riesgo

También por sus lazos con el Macrismo logran que se autoricen las obras sin problemas. Tal es así que hasta le otorgaron el cambio de zonificación para que puedan construir a más de cuatro pisos de altura.

En este marco de situación es que el día 4 de abril al mediodía casi pagamos con vidas sus ansias de construir como sea y a cualquier precio. El derrumbe cayó en el playón de entrada de “medicamentos e insumos”. En un área de tránsito y de trabajo que está al aire libre. De pura casualidad nadie salió muerto o malherido. Una varilla de 10 o 12 quedó colgando a unos 80 cm del suelo. La misma podría haber perforado el cráneo de cualquiera. El andamio cayó sobre un techo que soportó el impacto, pero si su trayecto se hubiera desviado unos metros pasaba de largo al playón de carga y descarga.

Limpiando la escena del crimen

Es aberrante la actitud del hospital italiano y la constructora sudamericana que además de poner en riesgo la vida de los trabajadores en menos de 12hs borraron todo rastro de lo sucedido con el objetivo de seguir construyendo y que la gente siga laburando como si no hubiese pasado nada.

Reclamo de la comisión interna

En reacción a esta situación lxs trabajadorxs del área han decidido no realizar más labores en el área lindante a la obra. Desde la comisión interna realizamos la denuncia a la secretaria de protección del trabajo, que realizó su inspección el mismo día del derrumbe. Estamos exigiendo que paren la obra hasta que no estén las condiciones de seguridad altamente garantizadas.

La trama de corrupción y favores políticos entre las patronales y el gobierno hacen padezcamos sus negocios con vidas. Sin ir más lejos esta última semana por el derrumbe del supermercado auditado por la misma autoridad competente estatal ha muerto una persona.

Basta de construcciones  indiscriminadas; ponen en riesgo la vida.

Esta semana empezaremos con medidas concretas para ponerles un límite a sus ansias insaciables. Y en la Asamblea General que tenemos convocada para este miércoles 10 de abril será un tema de discusión general. No podemos permitir que jueguen con nuestras vidas para llevarse un billete más o un billete menos.

César Latorre – Delegado General

Comisión Interna del Hospital Italiano

Agrupación Bordó de ATSA