Tigre: ni despidos, suspensiones o rebaja salarial

Frente a la crisis sanitaria y económica que se está viviendo en el mundo, las respuestas de los patrones viene siendo despidos, suspensiones y rebajas salariales, como siempre. En un contexto social donde la cuarentena cada vez es más difícil de mantener por los duros golpes que venimos recibiendo a nuestro bolsillo, lxs trabajadores municipales de Tigre recibieron las peores noticias este fin de semana. No hay renovación de contratos en algunos sectores, y en otros hay despidos y reducción salarial.

Es por eso que el día de hoy, lunes 5 de mayo, desde la CICOP Tigre se convocó a una asamblea y radio abierta frente al municipio, con el objetivo de unir las luchas y visibilizar la situación de lxs trabajadores. A pesar del día que amenazaba con lluvia y de las restricciones de circulación, fuimos más de 150 compañeras y compañeros que nos juntamos frente a la Municipalidad, cortamos la Avenida Cazón y enfrentamos al inmenso despliegue policial que el intendente Zamora mandó para amendrentarnos.

Los recortes fueron en la Dirección General de Promoción  y Fortalecimiento Familiar y en la Dirección  General de Políticas de Género y Violencia Familiar del municipio de Tigre. El pasado sábado 2 de mayo, a 14 compañeras de estos sectores se les comunicó que sus contratos vencidos en el mes de abril, no serían renovados.

Esto es una muestra total de la hipocresía del Intendente Zamora, que hace pocos días  posaba para la foto junto a Baradel en el predio de SUTEBA, el cual dijeron que se utilizaría con el fin de brindar espacios a las víctimas de violencia de género y sus hijxs en esta cuarentena.

El ajuste es cada vez más duro para lxs trabajadores, esta área es una de las más  sensibles para la comunidad y se debería fortalecer porque, como vemos todos los días, el virus del patriarcado no está en cuarentena. El recorte afecta la atención de más de 10.500 niñxs y adolescentes y 17.000 mujeres víctimas de violencia. Además de dejar a las trabajadoras a merced de enfrentar la cuarentena sin sus salarios. No nos olvidemos que estas mujeres son las que enfrentan en primera línea la violencia del sistema capitalista y patriarcal, la mayoría de ellas son jefas de hogares y eso demuestra la doble opresión a las que estamos expuestas. Otras 21 trabajadoras esperan a ser informadas si va a ser “posible” o no,  la renovación de sus contratos totalmente precarizados.

También ajuste en el áres de Deportes

Las rebajas salariales también llegaron para el personal del área de Deportes,  quienes este mes se encontraron con una rebaja del 22% de su salario. Acompañando el reclamo de las compañeras despedidas, estxs trabajadorxs también se acercaron a la concentración para dar a conocer su reclamo. Una de las compañeras afectadas por este recorte nos cuenta “que el mes pasado nos enteramos que no debíamos ir a nuesros puestos de trabajo. Desde la Mnicipalidad se nos extendió un certificado que decía que quedabamos a disposición de las necesidades del Municipio. Y por eso se nos convocó a participar de las tareas de vacunatorio y armado de bolsones de comida, a merced de contagiarnos. El día 30 de abril nos enteramos que en el cobro, tuvimos un recorte del 22% de nuestros salarios. La Municipalidad alega que el recorte se da porque no existe la recaudación de fondos necesaria”.

De esta manera el municipio de Tigre se desentiende totalmente de la responsabilidad de brindar a sus trabajadores los debidos insumos para enfentar esta pandemia y tampoco se hace cargo de abonar la totalidad de los salarios.

La compañera agrega “que desde la Municipalidad también nos dicen que Deportes no somos un servicio esencial y que no cumplimos en el mes de abril con la totalidad de las horas trabajadas. Con este recorte quedamos en la lona. Este es mi único ingreso  como les pasa a todos. Mi economía está administrada de modo tal que cualquier descuento me parte al medio. Quiero dejar en claro que esta no es una lucha del sindicato municipal sino que es la unidad de profesores, guardavidas, personal de maestranza, trabajadores de la salud y administrativos que queremos reclamar lo que nos corresponde”.

Este es un intento del Intendente de Tigre Julio Zamora de querer hacer pagar la crisis a los más  vulnerables y precarizadxs en uno de los distritos más  ricos del conurbano bonaerense, donde los ingresos municipales fueron de $10.000 millones el año pasado. Donde se encuentran grandes empresarios y millonarios que viven en NorDelta y la fábricas  multinacionales como Volkswagen, Ford, Mondelez entre otras que han aumentado sus grandes fortunas en nuestro municipio. Es el momento de que se implementen fuertes impuestos a las riquezas y que se deje de recortar para abajo.

Una propuesta que sigue siendo de ajuste

Después de varias horas cortando la avenida y cantando, inlcuso bajo la lluvia, desde el municipio aceptaron reunirse con representantes de CICOP provincial y Tigre. La propuesta del municipio fue mantener el contrato laboral a condición de que se acepte reducir a 18 horas semanales el trabajo de las compañeras. Esto fue rechazado por la asamblea de trabajadoras que exigió ningún despido y ninguna rebaja salarial. Por eso esta lucha sigue abierta y es más importante que nunca el apoyo para poder ganarla. Habrá nuevas asambleas para decidir como seguirla.

Desde ANCLA y el MST nos hicimos presentes con una importante delegación de compañeras y compañeros para apoyar el reclamo de las trabajadoras despedidas. Estuvimos junto a Orlando Restivo, presidente de CICOP Httal. Belgrano, Mirian Carusso de la CICOP Htal. Eva Perón, Raúl Laguna Bosch de CICOP Intercentros, que llevaron el apoyo y la solidaridad de la corriente Alternativa Salud del MST. También estuvimos desde Alternativa Docente, la lista Gris del SUTNA y la Juventud Socialista del MST de Tigre. También acompañaron la actividad la presidenta de CICOP, la compañera Marta Marquez, el SUTEBA Tigre y otras representaciones sindicales y políticas.

Todxs lxs presentes nos solidarizamos y nos comprometimos a difundir el reclamo de las compañeras despedidas para que ninguna  quede sin sus puestos de trabajos y ni sus sueldos reducidxs.

Anahí Zul y Candela Muñoz