Centro Médico Talar: Enorme corte y acto unitario

Hoy desde las 11 hs de la mañana, a pesar del frío y el viento, cortamos más de una cuadra de la Ruta 197 y Panamericana, frente al Centro Médico Talar que una vez más , amaneció  rodeado de seguridad privada y la policía provincial que cuida siempre a esa patronal inhumana.

Convocado por las cuatro compañeras representantes electas por lxs trabajadores, y de las cuales tres han sido despedidas a pesar de estar enfermas y recuperandose de los Covid positivos, el corte y el acto contaron con la presencia de varias de las principales referencias sindicales de la zona norte y de organizaciones de izquierda, destacándose la presencia de ANCLA y el MST.

Abrió el acto la compañera Ruth Leites, y trasmitió toda su fuerza y su bronca, hablándoles directamente en la cara a la patronal y a las supervisoras que jugaron con la salud de lxs trabajadorxs, a los que negaron testeos y EPP de calidad cuando aparecieron los primeros síntomas, y que por esa respuesta cuidando más las ganancias de la clínica que la salud de lxs trabajadores, llevó la cifra actual a más de 40 compañeras y compañeros infectados.

La emotiva intervención de Ruth fue acompañada por el tronar de bombos y redoblantes y la canción que recorrió durante varias horas esa populosa esquina de la zona de Tigre: “no queremos más despidos, no queremos represión, para las trabajadores, ya la reicorporación”.

Mientras Ruth hablaba crecía la bronca y el repudio a esta empresa a la que nada la importaron las vidas de sus trabajadores y que demostró una vez más, que las empresas de salud se ordenan por sus ganancias.

Después de Ruth me tocó trasladar a todxs lxs presentes, el saludo de la compañera Alejandra Sotelo , otra de las delegadas, que también mandó su apoyo y agradecimiento y el compromiso de seguir esta lucha por la reincorporación.

También se hicieron presentes en la apertura del acto el compañero de Ester Galarza, que trajo su adhesión y una carta de Ester para sumarse al acto aunque su salud no le permite estar físicamente. Y la hermana de Flavia Almela, la compañera que tuvo su vida en peligro por culpa de una patronal explotadora y para la que la vida de lxs trabajadores no tiene ningún valor.

Con la fuerza de la unidad! Todxs con las compañeras despedidas!

Como había sido discutido con las compañeras que convocaban al acto, la idea era hacer una actividad bien unitaria, donde el objetivo central era reclamar todos juntos la reincorporación de las tres compañeras despedidas y denunciar los atropellos brutales de una empresa que no solo enfermó a 40 compañerxs, despidió a tres representantes elegidas por lxs trabajadores y aprieta y extorsiona a lxs compañerxs amenazando con sanciones y despidos. Y esta unidad se logró ampliamente y recorrió todo el desarrollo del acto. El Sindicato del Subte, el cuerpo de delegados de la línea 60, la Comisión Directiva Provincial de CICOP y la CICOP del Htal. Belgrano, del Eva Perón y del Htal de San Fernando, la secretaria general de SUTEBA Tigre, la Junta Interna de ATE lista Negra del Htal. Mercante y la Junta Interna de ATE Htal. Belgrano, el Movimiento Interhospitalaria de CABA, la comisión interna del Frigorífico Rioplatense y delegados de FATE, hicieron uso de la palabra junto a la presencia de ANCLA/MST, del Plenario del Sindicalismo Combativo, del MAC/PTS, PO, IS, Nuevo MAS, el Espacio de Trabajadores Zona Norte, la corriente clasista Goyo Flores, FOL, Marabunta y otras organizaciones.

Mientras medios nacionales difundían el acto y el corte, desde adentro del Centro Médico se escuchaban las denuncias a esa patronal que hoy trabajó custodiada por un cerco común de vigilancia privada y policías.

Durante más de dos horas la ruta 197 se llenó de bronca y de reclamos, el grito de reincorporar a las compañeras despedidas recorrió los más de 100 metros de corte entre banderas y bombos.

Para cerrar el acto, volvió a tomar Ruth Leites la palabra. Emocionada pero llena de fuerza nos trasmitió el enorme agradecimiento de ella y de las compañeras  por este importante acto y corte, el compromiso de no aflojar en esta lucha, de seguirla hasta lograr los objetivos y le habló a lxs trabajadores de la clínica, que hoy si tienen EPP y elementos de protección de calidad y hoy cobran sus salarios, es por la organización y la lucha que ellas cuatro encabezaron y que contó con el apoyo de las compañeras y compañeros. Hacemos nuestras las palabras finales de Ruth: “vamos a seguir viniendo acá todas las veces que sea necesario, hasta volver a trabajar y hasta que se haga justicia con los responsables de que nuestras compañeras hayan estado al borde de la muerte”. Así será. ¡Ese es nuestro compromiso!

Candela Ramírez