Mariano Montes: “Justicia por mi hermana Yanina”

Reproducimos a continuación un escrito que nos hizo llegar Mariano Montes, hermano de Yanina, la joven recientemente víctima de femicidio en Comodoro Rivadavia.

Siempre fuimos dos en el barrio entre medio de unos cuantos pibes más, si ustedes vieran el brillo y la libertad que cargaba en los ojos, jugaba al fútbol mejor que nadie cuando éramos chicos, armábamos mariandita con dos palos como arco. Siempre fue libre, pedía perdón antes que permiso, no le gustaba estar encerrada ni mucho menos encadenada a algún lugar, así fue que crecimos, con una cagada a pedo de vez en cuando de los viejos.

Ella optó por ir a buscar suerte en el Sur como cada tanto salen del pueblo a ver qué les depara el destino, sola, libre, sin miedo. Yo me vine a estudiar y cada tanto jodíamos con que el primero que se asiente tenía que darle trabajo al otro. Hasta ya habían planes que tenía ganas de volver unos meses a su pueblo en el verano, si hubiésemos sabido lo que venía no habría pasado ni un segundo más.

Con todo este dolor, de revuelo quieto, entre medio de silencios ruidosos y gritos mudos me pregunto: Qué se hace?, qué se hace cuando “un alguien” te arranca parte tuya, se lleva puesta la vida de una hermana, madre, hija… qué se hace? qué se hace cuando una madre, su madre, llora y grita de dolor en la punta de la cama con una vela prendida frente a un portarretrato y se echa la culpa de que su hija no está más, tendría que haber estado con ella te dice, por qué a mí?, porque a ella?. Sale linda en esa foto. Te acordas cuando vino? … Qué se hace?

Cómo le explicas que no es culpa de ella, que no fuimos nosotros, fue él, fue “un alguien”. Un alguien que de nombrarlo provoca una punzada de rabia y dolor en el pecho, fue un alguien que antes de llevársela y apagarla le dijo: -Vamos que me tenes que cocinar… Qué se hace?

Qué se hace? cuando sentís que el sistema fue parte, nuevamente, de que una piba no esté más, un sistema que soluciona en vez de prevenir. Qué se hace? Cuando sabes que hubo denuncias de ella hacia “un alguien” que la golpeaba, mucho no hablaba para no cargarnos de problemas decía, y le puso la perimetral a “un alguien”. Un alguien que hasta en los últimos segundos de vida de ella se empecinó en hacerla sufrir.

¿Hasta cuándo esta sociedad rota y vacía va a seguir preguntándose qué se hace? …

Justicia por mi hermana Yanina, justicia por las que fueron. Y justicia, porque ninguna más tiene que ser.

 

A continuación dejamos el link con el artículo “Femicidio en Comodoro: justicia por Yanina”, de Emilse Saavedra:

https://mst.org.ar/2020/09/08/femicidio-en-comodoro-justicia-por-yanina/